Líder FARC culpa a Santos de muerte de Cano

El máximo comandante de la guerrilla de las FARC responsabilizó el martes al presidente Juan Manuel Santos de la muerte en noviembre de 2011 de Alfonso Cano, entonces jefe de la organización rebelde.

"El Presidente Santos se ha dedicado a repetir que la orden de ejecución fue emitida directamente por él tras haber sido consultado al respecto", aseguró alias "Timoleón Jiménez" o "Timochenko", en un extenso comunicado publicado en la página oficial de las Fuerzas Armdas Revolucionarias de Colombia, FARC desde las "Montañas de Colombia".

Santos no se pronunció de inmediato sobre la declaración del guerrillero.

Según el jefe rebelde, cuyo verdadero nombre es Rodrigo Londoño Echeverry, "se hallaba solitario" cuando fue muerto . "El martirizado líder revolucionario se hallaba en absoluto estado de indefensión", afirmó el actual jefe de la guerrilla.

Timochenko adujo que Cano "debió haber sido capturado y entregado a los jueces para ser sometido a una causa penal con arreglo a las leyes". Murió a principios de noviembre de 2011 en el suroeste del país,

Cano, cuyo verdadero nombre era Guillermo León Sáenz, había reemplazado en la comandancia de las FARC al fundador de esa guerrilla, Pedro Antonio Marín, conocido como "Manuel Marulanda" o "Tirofijo". Timochenko a su vez sucedió a Cano.

"El Presidente Santos, tras conocerse la noticia (de la muerte de Cano), no sólo reconoció haber llorado de felicidad al enterarse, sino que a medida que su soberbia fue creciendo, se dedicó a publicar que la orden había sido emitida directamente por él... ", agregó Timochenko.

El 13 de junio pasado, dos días antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Santos recibió la adhesión a su campaña de Roberto Sáenz, hermano de Alfonso Cano. "Yo ordené la muerte de Alfonso Cano, yo ordené la muerte de su hermano porque estábamos en guerra y estamos en guerra. Sus palabras me llegan al fondo del corazón (porque) perdonar es un acto de fortaleza y de entereza", dijo ese día el gobernante.

Para Timochenko, "el presidente Santos ha reconocido ante la opinión pública, que efectivamente dio la orden de ejecutar extrajudicialmente a un prisionero de guerra herido, desarmado y fuera de combate, con el que además adelantaba conversaciones para iniciar un proceso de paz".

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.