Legisladores de EEUU dan apoyo pleno a Israel

Legisladores estadounidenses se apresuran para mostrar su apoyo hacia Israel.

Mientras la mayoría de las naciones observan los horrores de la guerra y promueven un cese al fuego, los legisladores de Estados Unidos presionan al gobierno del presidente Barack Obama para que no tome medidas que lleven a la suspensión de las operaciones militares de Israel.

Muchos de ellos han criticado los esfuerzos del gobierno para detener la ola de violencia que causado la muerte de 1.100 palestinos, la mayoría civiles, y más de 40 soldados israelíes y tres civiles en este mes.

"En situaciones como esta la gente trata de aislar a Israel", dijo el lunes el presidente de la Cámara de Representantes, John Bohener. "Estamos aquí para apoyar a Israel, no como mediadores u observadores, sino como un aliado de confianza y un socio fuerte".

"¿Qué significa eso? Significa que no haremos declaraciones vagas. Significa que respaldamos con nuestras palabras y nuestra solidaridad a nuestro amigo".

Esta semana los legisladores discutirán una petición del Departamento de Defensa para asignar 225 millones de dólares para apuntalar el sistema defensivo con misiles israelí Domo de Hierro.

Republicanos y demócratas se enfrentan en torno a la decisión de aprobar esos fondos como parte de un gasto más extenso o en forma separada, pero ninguno se opone públicamente al plan. En el Senado ya se aprobó el gasto, de hecho, se duplicó el presupuesto para el sistema.

El fin de semana el presidente Obama habló con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, a quien subrayó la necesidad de "un cese al fuego inmediato, incondicional y humanitario". De acuerdo con un comunicado de la Casa Blanca, Obama señaló que otros asuntos se analizarían más tarde.

Esa conversación causó alarma entre legisladores de ambos partidos.

En una carta enviada al presidente por los senadores demócratas Chuck Schumer y Ben Cardin, y el republicano Lindsey Graham dijeron que un cese al fuego debe eliminar la capacidad de Hamas para lanzar ataques con cohetes y no poner límites al Estado judío.