Después de muchas demoras se presenta Haití on Ice

Los incrédulos dijeron que era una locura tratar de montar un espectáculo sobre hielo bajo el ardiente calor caribeño que cubre a uno de los países más pobres del mundo.

Sin embargo, luego de postergación tras postergación durante casi un año, al fin parece que "Haití on Ice" (Haití sobre hielo) será un hecho. Este fin de semana. Quizá. Si el hielo no se derrite.

El martes por la noche, algunos jóvenes haitianos tuvieron la oportunidad de actuar en un sorprendente escenario para el caluroso Puerto Príncipe: un espacio de agua congelada y reluciente en una céntrica cancha de baloncesto.

Puede que no sea tan milagroso para los participantes como la máquina de fabricar hielo lo fue para los residentes de Macondo, la ciudad ficticia de "Cien Años de Soledad" de Gabriel García Márquez, pero hasta esta semana casi ningún haitiano había visto algo semejante.

Alegremente tomaron los patines y realizaron piruetas sobre el hielo.

"En otras ciudades, hace frío", comentó una estudiante, Laila Bien-Aime, de 21 años. "En Haití, hace mucho, mucho calor. Se trata de dos mundos distintos, uniéndose".

A Bien-Aime se le unió un grupo de patinadores que normalmente hace piruetas entre el atascado tráfico vehicular de la capital y se desliza por las calles de las colinas. Los patinadores tuvieron su primera oportunidad de ensayar el domingo, y dos días después se veían agusto mientras se deslizaban por la cancha.

"Para mí es una gloria verme patinando", dijo Reginald Jean, de 27 años, líder del grupo de patinadores que se llama No Limit Roller Club (Club de patinaje sin límite).

La impensable idea de realizar un show de patinaje sobre hielo en Haití surgió el año pasado después de que Francois Yrius, de la empresa de exhibiciones Super Canal Prod, con sede en Guadalupe, que actualmente organiza la presentación, se encontró con la ministra de turismo de Haití, Stephanie Villedrouin, en un festival musical.

Ella instó a Yrius a realizar un show sobre hielo en Haití. Lo convenció de dejar de lado sus preocupaciones, como el costo y los obstáculos pata montar ese tipo de espectáculo en un país donde gran parte de la pobre infraestructura fue devastada por el terremoto del 2010, otros desastres demás y el descuido.

Desde entonces, la presentación se ha cancelado más de una decena de veces por varias razones, la principal ha sido la imposibilidad de mantener el hielo congelado.

En un principio Yrius trató de realizar la presentación al aire libre, pero los organizadores finalmente se rindieron ante el calor y la cambiaron al gimnasio. Sin embargo, ya llegó agosto y cuesta 1.600 dólares por hora hacer funcionar el generador que mantiene sólido el hielo.

El huracán Sandy, que provocó inundaciones en noviembre, y el subsecuente estado de emergencia también provocaron demoras, dijo Yrius. También lo hizo la visita en abril del presidente de la FIFA, Sepp Blatter, que necesitaba hacer uso del estadio Silvio Cator donde inicialmente se iba a realizar la presentación de patinaje sobre hielo.

"Ocurrieron muchos problemas", comentó Yrius. El calor fue el mayor, y llegó a superar a su maquinaria para hacer hielo. "No es lo suficientemente fuerte para fabricar el hielo".

Las postergaciones se han convertido en el hazmerreír de los medios de noticias haitianos.

Pero Yrius afirma que en esta ocasión el espectáculo se hará realidad. Al menos eso espera.