Suecia: Museo recobra astrolabio perdido

Un inusual instrumento científico del siglo XVI que usaban los primeros astrónomos y se había perdido de un museo sueco fue recuperado y será enviado de vuelta, informó el Registro de Arte Perdido, con sede en Londres.

El astrolabio de cobre y plata, que había estado extraviado durante una década, fue fabricado en 1590 y tiene un valor de medio millón de euros (750.000 dólares). Apareció cuando un coleccionista italiano descubrió que la pieza estaba registrada como perdida y se presentó a devolverla, dijo el director del Registro, Chris Marinello.

El coleccionista, cuyo nombre no fue revelado, no buscaba recompensa y fue exonerado "de reproches" en el caso, indicó Marinello.

Bengt Kylsberg, del Castillo de Skokloster, en el norte de Estocolmo, dijo el martes que estaba "muy contento de haber recobrado la pieza" y su museo no tiene previsto presentar demanda alguna.

Dijo que el astrolabio había sido robado en 1999, uno de una serie de robos inexplicables de libros y objetos en el castillo. Después, en el 2004, un escándalo sacudió el mundo cultural sueco cuando se supo que decenas de manuscritos habían desaparecido de la Biblioteca Real.

Anders Burius, que dirigía la división de manuscritos de la biblioteca, confesó haber robado y vendido decenas de manuscrito valiosos. Fue arrestado, pero cuando salió en breve libertad condicional se suicidó, cortándose las venas, así como una línea de gas de su cocina. Provocó una explosión en su vecindario de Estocolmo que dejo un saldo de cerca de una decena de heridos.

Los astrolabios desde tiempos antiguos utilizaban las estrellas para una variedad de mediciones. Se pueden usar para decir la hora, determinar el alba y el atardecer, determinar las latitudes y ubicar rápidamente un cuerpo celeste en el firmamento.

El astrolabio perdido, que será devuelto el miércoles en una pequeña ceremonia, está en excelente estado, dijo Kylsberg. Lleva la inscripción de su fabricante, Martinus Weiler.

"Está en tan buen estado como estaba en 1590", destacó. "Puede seguir siendo usado si uno sabe cómo funciona y hacer cálculos".

La académica alemana Petra Schmidl de la Universidad de Bonn, experta en astrolabios, lo describió como un "modelo bi-dimensional del mundo tridimensional".

Los astrolabios, que eran usados por los griegos y los hebreos, fueron mejorados por estudiosos islámicos y fueron populares en Europa durante la época del renacimiento. Finalmente fueron reemplazados por mejores artefactos a mediados del siglo XVII. En la actualidad sobreviven menos de 2.000 astrolabios.