Venezuela trata de ahorrar 30% de divisas

El presidente Nicolás Maduro anunció el martes que realizará auditorías de las divisas asignadas a empresas del sector privado como parte de un plan que trata de identificar rubros prioritarios, reducir ilícitos cambiarios y que apunta al ahorro de hasta 30% de la moneda que se entrega a importadores.

La medida, dijo, es un complemento de otra que en noviembre estableció la obligación de firmar contratos de "fiel cumplimiento" del uso de las divisas para procurar que el producto llegue al país.

Aseveró que su gobierno viene haciendo "una limpieza profunda de todas las empresas privadas y públicas con acceso a divisas; hay varias que están bajo investigación por utilizar el dólar para robar a la República".

Señaló que unas 3.000 empresas han salido del sistema divisas y están bajo investigación. Maduro comentó que en los próximos días "se darán detalles sobre esas empresas y el monto involucrado en el mal uso de las divisas".

El fin último de estas medidas es "saber cuánto dinero y cuánta mercancía ingresa al país... saber qué se importa y qué se puede ahorrar", manifestó el gobernante en su programa semanal de radio y televisión "En contacto con Maduro".

"Estamos tratando de ahorrar 30% de los dólares para empezar a producir en el país", agregó.

Venezuela es altamente dependiente de las importaciones, que suplen más de la mitad de los alimentos procesados que se consumen en el país, según cálculos de la encuestadora local Datanálisis. Durante 2012 las importaciones alcanzaron casi 60.000 millones de dólares, según las cifras oficiales más actualizadas de que se dispone.

Desde hace más de un año el gobierno ha demorado la venta de divisas a las empresas privadas, lo que ha afectado la importación de materias primas e insumos de muchas compañías locales. Eso ha generado una caída de la producción en algunas empresas y ha complicado los problemas de escasez de algunos alimentos y bienes básicos.

Ese retraso ha originado fuertes presiones en el mercado paralelo, donde la divisa estadounidense se negocia a más de 12 veces la tasa oficial de 6,30 bolívares.

Como parte del control de cambio, que está vigente desde hace 11 años, en el país hay tres tasas oficiales: una de 6,30 bolívares por dólar, otra que se fija en el mecanismo de subastas de divisas conocido como SICAD I, que está alrededor 10 bolívares por dólar, y la tasa del sistema SICAD II, que está en 49 bolívares por dólar.

El tipo de cambio del mercado paralelo se ha convertido en el marcador de los precios de algunos productos, lo que ha generado fuertes presiones sobre la inflación, que en mayo alcanzó una tasa anualizada de 60,9%, la mayor desde 1996.

Las autoridades venezolanas esperan concretar a corto plazo una unificación cambiaria y el establecimiento de un sistema de bandas, pero antes esperan aprobar varias medidas fiscales y monetarias, indicó Rafael Ramírez, vicepresidente del área económica y ministro del Petróleo, en una entrevista reciente.