Utah arresta y acusa de soborno a 2 exfiscales

Dos exfiscales generales de Utah fueron arrestados el martes y acusados de aceptar sobornos a raíz de sus estrechas relaciones con acaudalados empresarios, una asombrosa caída para dos políticos que habían alcanzado la cima del poder en el estado.

John Swallow, de 51 años y Mark Shurtleff, de 56, fueron arrestados en sus viviendas temprano el martes, informó Sim Gill, procurador del condado Salt Lake.

El expediente muestra que John Swallow enfrenta 13 cargos, entre ellos el de solicitar o recibir sobornos, malversación de fondos públicos y manipulación de evidencias. Shurtleff enfrenta 10 cargos, entre ellos de soborno, manipulación de evidencias y manipulación de testigos.

El cargo más grave para cada uno conlleva una pena máxima de 15 años de cárcel y multa de 10.000 dólares.

En conferencia de prensa en la oficina local del FBI, Gill dijo que la investigación está en curso y que es probable que haya más cargos, tanto contra los dos políticos como contra otros individuos.

"La investigación de casos de corrupción es una de las máximas prioridades para el FBI", declaró Mary Rook, la agente especial a cargo en Salt Lake City.

Los abogados de Swallow y de Shurtleff no han contestado las llamadas pidiendo su comentario.

Ambos exfiscales fueron fichados en la cárcel del condado de Salt Lake con fianza de 250.000 dólares, muestran documentos judiciales.

"Este es un día triste para Utah", declaró el gobernador Gary Herbert en un comunicado emitido el martes. "Toda esta situación, independientemente de lo que se decida a nivel judicial, es una mancha para nuestro estado".

Los arrestos ocurren más de 14 meses después que las autoridades empezaron a investigar a Shurtleff y a Swallow por sus relaciones con empresarios, incluyendo denuncias de favores financieros, donaciones de campaña y obsequios como visitas a spas y uso de aviones y yates privados.