Brasil: Mono mascota regresa a familia adoptiva

Chico, un mono mascota, regresó al único hogar que ha conocido, dijo el martes la policía.

El copetudo mono capuchino se hizo famoso a principios de mes cuando funcionarios ambientales en Brasil lo incautaron de la vivienda de Elizete Carmona, de 71 años. El mono había vivido con ella por casi 40 años.

Un funcionario del departamento de la policía ambiental del estado de Sao Paulo dijo que las autoridades devolvieron el mono el lunes. Habló a condición de mantenerse bajo anonimato, pues no estaba autorizado para hablar con los medios.

El funcionario dijo que la jueza Gabriela Muller Attanasio ordenó que el mono, del tamaño de un gato, regresara a su casa en Sao Carlos después de que la policía lo llevó a un centro de protección debido a las leyes que limitan la crianza de animales silvestres como mascotas.

Los ambientalistas renombraron al mono Carla cuando descubrieron que era hembra.

"Es como si fuera un sueño hecho realidad", comentó Carmona a la cadena de televisión Globo mientras abrazaba al mono. La mujer afirmó que continuará llamando Chico a su mascota.

"Fue muy cruel que se lo llevaran lejos de mí", indicó la mujer. "Para mí, siempre será mi hijo Chico".

"La familia vuelve a estar completa", destacó.

Después de que Chico fue trasladado a un centro de protección para animales en la ciudad de Assis, a más de 300 kilómetros de Sao Carlos, miles de personas firmaron una petición por Internet instando a los funcionarios de protección ambiental de Sao Paulo a que devolvieran el mono a Carmona.

El traslado del mono fue el resultado de cartas de advertencia de las autoridades estatales y federales desde hacía 20 años, dijo Carmona al portal de Internet G1 de la cadena Globo. La familia ha insistido que había recibido un permiso especial para retener a Chico.

La familia Carmona adoptó a Chico en 1976, décadas antes de la ley que se aprobó en 1998 para prohibir la compra y posesión de animales silvestres. Los Carmona habían dicho que Chico estaba completamente domesticado y que no sobreviviría el estrés de la separación.

Chico había sido traído de la región selvática del centro de Brasil por un camionero, que se lo dio a la familia Carmona después de que el mono había mordido a uno de sus hijos.