Negociadora pronostica "decisiones sensacionales"

Israel tomará "decisiones drásticas" para alcanzar un acuerdo de paz final que terminará el conflicto con los palestinos, dijo el martes la principal negociadora israelí, y advirtió que los militaristas de la coalición del primer ministro Benjamín Netanyahu están dificultando más su trabajo.

Mientras Tzipi Livni hacía estas declaraciones, un funcionario palestino de alto rango decía que los negociadores israelíes y palestinos se reunieron el martes para su segunda ronda de negociaciones de paz. La primera ronda se realizó la semana pasada en Jerusalén bajo un manto de confidencialidad.

El funcionario palestino, quien está allegado a las negociaciones, señaló que las partes tuvieron dos rondas de negociaciones en Jerusalén, pero se negó a revelar el sitio preciso. Pidió no ser identificado porque ambas partes prometieron al secretario estadounidense de Estado John Kerry no discutir detalles con la prensa.

Kerry pasó meses ocupado en labores diplomáticas entre ambas partes antes de que éstas acordaran regresar a la mesa de negociaciones luego de un congelamiento de cinco años.

Livni, hablando por Israel Radio, también se negó a comentar sobre las negociaciones, diciendo que realizarlas lejos de los medios de comunicación tiene el objetivo de construir confianza mutua.

Pero pronosticó que habría "decisiones drásticas al final" y lamentó la falta de apoyo de elementos intransigentes de la coalición.

Las negociaciones colapsaron en 2008 y permanecieron estancadas hasta ahora debido principalmente al asunto de la construcción de asentamientos judíos en territorio que los palestinos exigen para su futuro Estado.

Los palestinos habían exigido un congelamiento de los asentamientos a cambio de reanudar las negociaciones, una condición que rechazó Israel.

Kerry consiguió que los palestinos retiraran su exigencia a cambio de que Israel liberara a prisioneros encarcelados durante mucho tiempo que estuvieron involucrados en la muerte de civiles y soldados israelíes. Las negociaciones sobre un acuerdo final durarán de seis a nueve meses.

Livni dijo que los partidos militaristas en la coalición están dificultando más las negociaciones debido a que se oponen a la creación de un Estado palestino, pieza central de cualquier acuerdo de paz al que se pudiera llegar.

"No es un secreto que en esta coalición existe al menos un partido... que objeta la idea de dos Estados para dos pueblos, lo cual es algo que yo apoyo con todo mi corazón", dijo Livni. "Es definitivamente muy problemático en cuanto a las negociaciones", señaló.

El ministro de Economía, Naftali Bennett, líder del Partido Hogar Judío, el tercero más grande de la coalición, se opone a conceder territorio a los palestinos. El partido está aliado con el movimiento de asentamientos judíos.

A última hora del martes, la oficina de Livni emitió un comunicado corto diciendo que la ronda más reciente de negociaciones había concluido.

"Ambas partes se marcharon estando de acuerdo en que la reunión había sido seria, y que continuarán las negociaciones en una fecha cercana", indicó el comunicado sin dar detalles.