Santos tratará de aclarar impasse con Caracas

Colombia busca aclarar lo que considera son malas interpretaciones y que llevaron recientemente a un fuerte roce político con Caracas, indicó el jueves el presidente Juan Manuel Santos.

Santos dijo que para la reunión el 22 de julio con su colega de Venezuela, Nicolás Maduro, se inspirará en las gestiones del fallecido ex presidente de Argentina, Néstor Kirchner, quien en el pasado fue quien ayudó a reconciliar a Bogotá y Caracas.

La reunión de los dos mandatarios será en la remota localidad venezolana de Puerto Ayacucho, en la frontera amazónica con Colombia, indicó Santos al hacer una declaración conjunta en la Casa de Nariño, con la presidenta de Argentina Cristina Fernández, de visita oficial de un día en Bogotá.

La reciente disputa de Caracas y Bogotá se originó en un encuentro de Santos en Bogotá en mayo con el líder opositor venezolano Henrique Capriles.

"La semana entrante vamos a reunirnos con el presidente de Venezuela, en la frontera en Puerto Ayacucho, y vamos a tener la primera reunión después de haberse posesionado Nicolás Maduro (en abril). Hubo, hay algunas diferencias, yo las interpreto como producto de unas malas interpretaciones", indicó el mandatario colombiano.

Pero "creo que se van a poder aclarar muy fácilmente", dijo Santos.

A la reunión en Puerto Ayacucho "voy a llevar de la mano, desafortunadamente no podemos físicamente, a Néstor Kirchner, pero su espíritu, y allá lo vamos a sentar con Nicolás Maduro, con su canciller, con mi canciller, porque Néstor Kirchner fue testigo de esa reunión donde decidimos directamente, sin intermediarios, reunirnos con el presidente (Hugo) Chávez y restablecer nuestra relaciones, relaciones que desde ese momento hasta el día de su muerte se llevaron con gran prudencia, pero con gran efectividad", dijo Santos.

"Que el espíritu de Néstor Kirchner este ahí (en la reunión) presente para que podamos continuar en esas buenas relaciones con nuestro país hermano Venezuela", añadió el mandatario colombiano.

"Señor presidente para finalizar le recomiendo que además de la mano del otro lado lleve también a Hugo Chávez, él también va a ayudar a que las cosas anden bien" entre los dos países, indicó la presidenta Fernández.

Fue el ex presidente Kirchner, fallecido en 2010, quien como entonces secretario de Unasur facilitó un acercamiento entre Chávez y Santos, que acababa de asumir el cargo, en agosto del 2010, un mes después de la ruptura de relaciones diplomáticas de Bogotá con Caracas, molesta por denuncias de que apoyaba y albergaba a guerrilleros en su territorio.

Santos entonces recibió a Chávez en el balneario caribeño de Santa Marta, donde se restablecieron los lazos diplomáticos.

Ambos países mantuvieron una fluida relación desde entonces y Santos viajó a Caracas tanto para los funerales de Chávez, fallecido el 5 de marzo, como para la toma de posesión en abril de su heredero político, Maduro.

Pero Maduro consideró una traición de Santos que se hubiera reunido en la casa de gobierno con Capriles, líder de la oposición venezolana y su rival político.

En medio de gestiones diplomáticas y un encuentro de los cancilleres de Colombia, María Angela Holguín, y Venezuela, Elías Jaua, en junio en Guatemala, en el marco de una reunión de la Organización de los Estados Americanos, Caracas retiró su advertencia de que debido a la reunión con Capriles podría abstenerse de seguir apoyando el proceso de paz que lleva el gobierno de Santos con las FARC desde fines del 2012 en Cuba.