Paraguay envía militares a zona de guerrilla

El gobierno envió un grupo de militares al norteño departamento de San Pedro donde el grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo mató a cinco agentes de seguridad privada de una finca durante un ataque con armas de fuego.

"Los militares han sido movilizados en un reducido número pero no cometeré la equivocación de revelar la estrategia", dijo el lunes en conferencia de prensa el ministro del Interior Francisco de Vargas.

Agregó que "no tengo dudas de que ese ataque se hizo en respuesta a la política de este nuevo gobierno de ser firme en la lucha contra esa organización criminal".

El funcionario hizo alusión a Horacio Cartes quien el jueves asumió la presidencia del país para gobernar hasta 2018.

Unas 12 personas vestidas con uniforme de camuflaje secuestraron el sábado a seis vigilantes de la hacienda Kororó, perteneciente a la sociedad anónima Lagunita, a unos 370 kilómetros de Asunción.

Los integrantes de la banda dispararon contra cinco y liberaron a uno de ellos para que diera aviso a las autoridades policiales advirtiendo que eran miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo, según relató el comisario Antonio Gamarra, jefe de investigaciones en la zona.

De Vargas informó, además, que la guerrilla atacó la noche del domingo una camioneta patrullera de la policía que circulaba en los alrededores de la finca.

"Los criminales acribillaron el vehículo y un policía resultó herido pero no de gravedad", acotó.

El Ejército del Pueblo Paraguayo, que se inició como una banda de asaltantes de bancos y financieras a fines de los años 90, posteriormente se convirtió en el brazo armado del partido de extrema izquierda Patria Libre, sin representación parlamentaria.