Nueva York pagará abogados a algunos inmigrantes

Nueva York se prepara para dar otro paso en su tradición de ayuda a inmigrantes: planea pagar los abogados de oficio que necesitan cuando se presentan ante un tribunal de inmigración para defenderse de un orden de deportación.

Para finales de este año o principios de 2014, algunos inmigrantes, autorizados o no, que enfrenten la deportación podrán presentarse ante el juez de inmigración con un abogado de oficio pagado con fondos municipales, reduciendo así sus posibilidades de ser deportados. Activistas, un magistrado federal y funcionarios locales planean anunciar el viernes que el gobierno municipal ha destinado 500.000 dólares a financiar un programa piloto que ofrecerá representación legal a inmigrantes.

Brittny Saunders, de la organización Center for Popular Democracy, dijo a The Associated Press que es la primera vez que un programa de este tipo se implementa en una municipalidad de Estados Unidos.

"La intención es reunir información sobre los beneficios que la representación legal supone tanto para un individuo detenido y en proceso de deportación como para su familia, su comunidad y la ciudad entera", dijo Saunders. "Esperamos que este programa sea un modelo para otras comunidades en todo el país".

Los inmigrantes que acaban en los tribunales de inmigración y que enfrenten la deportación no tienen derecho a ser defendidos por un abogado de oficio. Pueden contratar a un abogado privado, pero muchos no tienen el dinero para pagar ese servicio. Es por ese motivo que el gobierno municipal, varios activistas y el juez federal Robert Katzmann han unido esfuerzos para ofrecer ayuda a inmigrantes en esta situación.

Saunders dijo que en el estado de Nueva York una media de 2.800 inmigrantes enfrenta anualmente la deportación sin acceso a asistencia legal. Muchos de ellos, explicó, con frecuencia son detenidos por infracciones a las leyes de inmigración, como quedarse en Estados Unidos una vez vencida su visa.

El Congreso debate en estos momentos una reforma a las leyes de inmigración y el proyecto de ley aprobado por el Senado hace unas semanas propone un camino a la naturalización de 11 millones de inmigrantes sin autorización para vivir en el país. El gobierno del presidente Barack Obama deportó a más de 400.000 inmigrantes en el año fiscal 2012, una cifra récord.

El juez federal Katzmann y su grupo "Study Group on Immigrant Representation" publicó un informe en el 2011 que indicaba que 18% de los inmigrantes detenidos en Nueva York que cuentan con abogado salen adelante con su caso, mientras que entre los que no tienen asesoría jurídica, la cifra es de sólo 3%.

Entre los inmigrantes no detenidos, 74% sale adelante, mientras que entre los que no tienen asesoría legal la cifra es de 13%, señala el informe.

El programa piloto que se planea presentar el viernes -- llamado "New York Immigrant Family Unity Project" (Proyecto por la Unidad Familiar de los Inmigrantes en Nueva York) -- necesita escoger a través de un proceso público de varios meses a una organización sin ánimo de lucro que ofrezca sus abogados para la representación legal.

La presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, Christine Quinn, ha sido una de las impulsoras del financiamiento del programa. Quinn aspira a ser la próxima alcaldesa de la ciudad durante elecciones municipales en noviembre.

En Nueva York viven más de tres millones de personas nacidas en otros países, según información del Censo.

_______

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens

Link interactivo:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/inmigracion-es/