Presidente iraní busca mejorar relaciones con Irak

El presidente saliente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, realizó el jueves su última visita oficial a Irak, en un intento por destacar las crecientes relaciones entre los países vecinos con gobiernos chiíes unas cuantas semanas antes de que deje el cargo.

El líder iraní se reunió con los principales funcionarios iraquíes de alto rango y visitó los principales lugares sacros chiíes durante su visita de dos días a Irak, que lidia con su peor ola de violencia en cinco años. Irak es sede de algunos de los principales lugares sagrados del islam chií y constituye el principal destino de los peregrinos de esa secta.

Dentro de pocas semanas, Ahmadineyad entregará el cargo al presidente electo Hasan Rouhani, quien tiene previsto juramentar a principios de agosto. Eso deja pocas posibilidades a que su visita conlleve a grandes cambios en las relaciones bilaterales entre las naciones o a su postura sobre la guerra civil en Siria que se libra en la frontera occidental de Irak.

En breves declaraciones después de conversar con el vicepresidente iraquí Khudier al-Khuzaie, Ahmadineyad destacó la determinación de Teherán de fortalecer los lazos con Bagdad aún más a la vez que vinculó el éxito de su propio país con el de Irak.

"La prosperidad, el progreso y la seguridad de Irak también constituyen la prosperidad, el progreso y la seguridad de Irán", destacó Ahmadineyad.

Previamente, Ahmadineyad visitó Irak en 2008, en el primer viaje de un presidente iraní desde la Revolución Islámica de Irán en 1979 y desde la cruenta guerra que libraron ambas naciones en la década de 1980. El líder iraní se valió de esa visita para enfatizar que se trataba de un nuevo capítulo en las relaciones "fraternales" entre los otrora enemigos y para criticar a Estados Unidos por el legado de su invasión militar del 2003.

El mismo tema resonó en su visita del jueves.

"Estamos determinados a hacer uso de todas las oportunidades disponibles a fin de desarrollar relaciones fraternales", dijo Ahmadineyad.

El vicepresidente iraquí reemplaza al president Jalal Talabani, que se recupera de un ataque de apoplejía en un hospital alemán.

Ninguno de los líderes mencionó Siria durante la breve conferencia de prensa. No respondieron preguntas.

Irán es el principal aliado regional del presidente sirio Bashar Assad, cuyas tropas combaten a los rebeldes suníes que reciben respaldo de naciones suníes como Turquía y de los estados del golfo Pérsico.

Irak se ha mantenido neutral en el conflicto.

___

Los periodistas de Associated Press, Qassim Abdul-Zahra y Sameer N. Yacoub en Bagdad y Nasser Karimi en Teherán, Irán, contribuyeron a este despacho.

___

Adam Schreck está en Twitter como www.twitter.com/adamschreck