Crece incendio en el norte de California

Un incendio persistente en el condado rural de Napa, en el norte de California, dañó dos casas y obligó a la evacuación de los residentes de otras 200 viviendas, pero hasta ahora no es una amenaza para los famosos viñedos de la región.

El incendio Butts en el Valle de Pope había crecido a más de 1.683 hectáreas (6,5 millas cuadradas) para el jueves por la mañana, dijo Alicia Amaro, vocera del Departamento Forestal y Protección Contra Incendios. Se mantiene 30% contenido.

El incendio ha quemado unas 1.740 hectáreas (4.300 acres), 202 hectáreas (500 acres) más que el día anterior. Dañó nueve estructuras, incluyendo dos casas y amenaza a cientos más, dijo Amaro el jueves.

El fuego avanzó cuesta arriba durante la noche en el terreno escarpado y rocoso, lo que obligó a los bomberos a cavar zanjas de contención a mano y sin ayuda de excavadoras, dijo Amaro.

No se han reportado heridos, y la causa del incendio continúa sin saberse. El incendio iba avanzando hacia el norte, lejos de los famosos viñedos de Napa.

"No se ha acercado para nada a lo que conocemos como los viñedos del Napa Valley (Valle de Napa)", dijo Cate Conniff, vocera de Napa Valley Vintners, una asociación comercial sin fines de lucro. "Está avanzando en dirección opuesta, y sigue avanzando de esa manera. Seguimos vigilándolo".

El Valle de Pope está a unos 32 kilómetros (20 millas) al norte del Valle de Napa.

Más de 1.000 bomberos continuaban tratando de controlar del incendio, después de logar algo de progreso durante la noche del martes, dijo el vocero de los bomberos Daniel Berlant. Pero el incendio se intensificó el miércoles por la tarde cuando la temperatura volvió por encima de los 30 grados Celsius (90 Fahrenheit) y el incendio continuó ardiendo hacia el noreste.

El fuego surgió el martes por la tarde en el condado de Napa. En cuestión de horas cubrió 240 hectáreas (600 acres) y aumentó a casi 1.100 hectáreas (2.700 acres) para la noche mientras avanzaba hacia el noreste. Los bomberos estatales y las cuadrillas de los condados de Napa, Lake y Solano pasaron el miércoles combatiendo el fuego en medio de altas temperaturas.

El gobernador Jerry Brown dijo el miércoles que ha apartado fondos federales para ayudar a los departamentos de bomberos para absorber los costos de su trabajo.