Niegan fianza acusado de filtrar documentos a Irán

Un juez federal falló el miércoles que existe un riesgo demasiado grande de que un excontratista del gobierno acusado de tratar de filtrar documentos secretos a Irán huya si lo dejan en libertad mientras espera juicio.

El magistrado William Garfinkel negó una solicitud de fianza a favor de Mozaffar Khazaee, quien se declaró inocente de los cargos de transportar propiedad robada de empresas donde ha trabajado, entre ellos el fabricante de motores de aviones Pratt & Whitney.

"Tiene buenas razones para salir del país", dijo Garfinkel.

Hubert Santos, abogado del acusado, dijo que el gobierno está infiriendo erróneamente que Khazaee trataba de ayudar a Teherán y fue falsamente acusado porque es ciudadano iraní. Agregó que Khazaee estaba tratando de conseguir empleo como profesor y trataba de impresionar a una universidad en Irán.

"Simplemente pienso que es una exageración del gobierno", dijo Santos.

El fiscal Krishna Patel dijo que las autoridades están preocupadas de que el gobierno iraní pueda tener acceso a los materiales.

Khazee, de 59 años, intentó enviar a Irán información robada sobre el programa conjunto de aviones de combate F-35 de la Fuerza Aérea y sobre motores de aviones militares, dijeron los fiscales. Inspectores de aduanas encontraron manuales técnicos y otros documentos en un paquete enviado en noviembre hacia Irán que Khazawee declaró como bienes domésticos, según los fiscales.

Khazaee fue arrestado en enero en el Aeropuerto Internacional de Newark Liberty, en Nueva Jersey, cuando trataba de viajar a Teherán.

En los documentos presentados en el tribunal el martes, los fiscales dijeron que tras revisar los correos electrónicos de Khazaee notaron que en 2009 ya había entregado a Irán documentos sobre el programa de aviones. En un correo enviado a una universidad en 2008, Khazaee escribió que los documentos que había enviado "son muy controlados... corro un gran riesgo", indicaron los fiscales.

Santos argumentó que Khazaee no tenía antecedente penales, que no era una persona que se diera a la fuga y que no creía que los documentos en cuestión contenían información delicada.