El mejor Howard no bastó a Estados Unidos

Tim Howard mantuvo la pelota fuera de la red con estiradas, deslizadas y saltos varios.

No pudo hacerlo eternamente.

Con los Estados Unidos tratando de alcanzar los cuartos de final de la Copa del Mundo por primera vez desde 2002, salvó 12 disparos de Bélgica en el tiempo reglamentario para mantener el partido en blanqueada.

Pero Kevin De Bruyne anotó en el minuto 93 y Romelu Lukaku en el 105 para dar ventaja de dos goles a los "diablos rojos", que aguantaron para llevarse una victoria de 2-1 el martes que eliminó a los americanos en la segunda ronda por segunda vez consecutiva en un Mundial.

Howard intentó parecer modesto.

"Sólo trato de hacer todas las cosas que me han llevado y nos han llevado aquí", dijo. "Es para lo que me apunté: meter mi cara frente a los balones. No se trata de nada deslumbrante".

Howard finalizó con 16 atajadas, la mejor marca en un partido mundialista desde que la FIFA comenzó a contabilizar la estadística en el año 2002. Fue su mejor actuación en 13 años con el equipo nacional.

"Por mi corazón, no me pongas demasiados juegos como éste," dijo el entrenador de Bélgica Marc Wilmots. "Estaba en estado de gracia".

Howard fue el primer arquero en condición de titular de los Estados Unidos en jugar mundiales consecutivos desde Tony Meola en 1990 y 94. Sus 104 apariciones internacionales son el mejor registro de Estados Unidos, dos más que la marca anterior de Kasey Keller.

"Tim estuvo increíble para nosotros", dijo el capitán Clint Dempsey. "Como se espera de él".

Howard grita mucho durante los juegos. Más que la mayoría de arqueros.

Y sus compañeros de equipo lo aman por ello.

"Es alguien del que dependemos mucho por sus actuaciones sobre la cancha, pero también por su liderazgo y su presencia", dijo el mediocampista Michael Bradley. "No hay suficientes cosas buenas que decir acerca de él como jugador, como hombre, como líder".

Ahora con 35 años a cuestas, Howard ha sido el arquero titular para Everton en Liga Premier de Inglaterra desde mediados de la temporada 2007-08. Firmó hasta el 2018 y disfruta del desgaste de la mejor liga del mundo. Planea jugar "mientras mi cuerpo aguante" y reconoce "que obviamente no es una pregunta que realmente pueda contestar ahora."

Tampoco se compromete a otros cuatro años con el equipo nacional y los constantes vuelos desde Gran Bretaña a los Estados Unidos, el Caribe y Centroamérica para jugar partidos de selección.

"Las decisiones se tomarán, obviamente, cuando me encuentre en un estado menos emocional y las cosas se calmen y tenga unas importantes conversaciones con gente importante," dijo Howard.

Brad Guzan, portero del Aston Villa, es suplente de Howard y, con 29 años, se encuentra bien posicionado para el Mundial de 2018 si Howard decide retirarse de la selección nacional.

Howard fue uno de los últimos futbolistas en abandonar los vestuarios del estadio en la costa noreste de Brasil, repentina y desgraciadamente listo para unas semanas de descanso antes incorporarse a los entrenamientos de pretemporada del Everton.

Llevaba una pequeña caja de color plateado que claramente no formaba parte del equipaje cuando llegó al estadio Fonte Nova.

A pesar de la derrota de Estados Unidos, fue elegido el Hombre del Partido y recibió un premio.