Davis cierra la puerta con grand slam para Tigres

Para los Tigres de Detroit, un grand slam para cerrar un partido ocurre con precisión relojera. Toca uno cada 10 años.

El día en que la franquicia honraba el 30mo aniversario del equipo de la Serie Mundial de 1984, Rajai Davis sacudió el tercer jonrón con casa llena de su carrera con un out en la novena entrada, dándole a Detroit una victoria de 5-4 sobre los Atléticos de Oakland el lunes.

"No recuerdo la última vez que hice eso", dijo Davis, quien nunca antes había golpeado un jonrón cerrador de partido en las Grandes Ligas. "Debió ser en mis sueños, mientras dormía".

Fue el primer grand slam ganador de Detroit en casi exactamente una década. El dominicano Carlos Peña pegó uno contra Arizona el 27 de junio de 2004. Precisamente, ese fue el fin de semana en que los Tigres honraron el 20mo aniversario del equipo de 1984.

El anterior al de Peña fue también 10 años antes, cuando Lou Whitaker, integrante de aquel equipo campeón de 1984, conectó uno contra Cleveland el 21 de junio de 1994.

El taponero de Oakland Sean Doolittle (2-2) llegó con ventaja de tres carreras para trabajar la novena, pero solo registró un out. Nick Castellanos y Alex Ávila abrieron el episodio con sencillos. El venezolano Eugenio Suárez se ponchó, pero Doolittle dio base por bolas a Austin Jackson -apenas la segunda que otorga esta campaña- para llenar las almohadillas.

Doolittle no encontró la zona de strike con una curva, y luego colgó otra sobre el plato. Davis no falló, disparando al jardín izquierdo su primer jonrón para terminar un partido.

"La dejé colgando" dijo Doolittle. "Hice algunos buenos lanzamientos, pero otros malos, y el último nos costó el partido".

Davis, el gran beneficiado, tuvo que esperar para celebrar.

"Fue increíble", dijo. "Austin realizó un gran turno al bate, y luego recibí una bola en medio. No hice mucho con ella, y no estaba seguro que si llevaba suficiente fuerza. Esperaba que el viento la empujara por encima de la barda".

La remontada de Detroit sacó de problemas al venezolano Aníbal Sánchez, quien permitió dos carreras limpias, tres en total, en siete entradas, para alargar a 10 su racha de aperturas sin perder.

Blaine Hardy (1-0) se llevó el primer triunfo de su carrera con una novena alta en blanco.

En Houston, el dominicano Robinson Canó sacudió un jonrón de tres carreras en la séptima, uno de los cuatro cuadrangulares de los Marineros de Seattle, ganadores de ocho de sus últimos 10, para vencer 10-4 a los Astros de Houston.

En San Diego, un elevado de sacrificio del nicaragüense Everth Cabrera en la quinta anotó la única carrera de los Padres, que ganaron 1-0 a los Rojos de Cincinnati.

Dan Haren lanzó pelota de un hit en siete entradas para que los Dodgers de Los Ángeles abrieran su serie de interliga contra los Indios de Cleveland ganando 1-0.

Los Dodgers tomaron la punta de la división Oeste de la Liga Nacional por medio juego de ventaja sobre San Francisco.

Tres errores de Nueva York alimentaron la remontada de Atlanta y los Bravos anotaron cuatro veces en la octava para vencer 5-3 a los Mets y ligar su quinto triunfo.

Errores de los dominicanos Jeurys Familia (1-3) y el jardinero central Juan Lagares, así como del tercera base Eric Campbell ayudaron a los Bravos recuperarse de una desventaja 3-1.

Asimismo, los Cachorros ganaron 2-0 a Medias Rojas; Orioles 7-1 a Rangers y el dominicano Ubaldo Jiménez cortó una racha de nueve aperturas sin triunfo; los vencieron Rays 4-3 a los Yanquis en 12 entradas, y los Nacionales 7-3 a Rockies. Angelinos-Medias Blancas fue pospuesto por lluvia.