Pogba finalmente se hace sentir en Francia

Paul Pogba finalmente anotó el gol que tanto se esperaba de uno de los talentos jóvenes más prometedores del fútbol mundial.

El volante de 21 años de la Juventus estaba en el sitio justo para tomar una pelota que el arquero Vincent Enyeama no pudo despejar a los 79 minutos y anotó con un cabezazo preciso, abriendo el camino a una victoria 2-0 de Francia sobre Nigeria.

Daba la impresión de que Pogba estaba sucumbiendo a la presión de la Copa Mundial, sensación que volvió a surgir cuando se apuró a definir y desaprovechó una buena ocasión ante los nigerianos en el primer tiempo de un partido muy reñido.

Pero Pogba, quien fue dejado en el banco por el técnico Didier Deschamps en la victoria 5-2 sobre Suiza en la primera ronda, dijo presente en el momento ideal.

El gol le sacó tremenda carga de encima y el mediocampista derramó algunas lágrimas al terminar el partido.

"Me eligieron el mejor jugador del partido, pero si pudiese compartir el premio con todos los jugadores, lo haría. Ganamos por ellos", declaró. "Sabemos que somos capaces de jugar muy bien o muy mal, pero hoy estuvimos bien. Somos la selección de Francia y no le tememos a nadie".

Pogba dio de qué hablar por distintas razones en la primera ronda.

En el debut ante Honduras tuvo suerte de no ser expulsado por una patada a Wilson Palacios luego de que el centroamericano le había cometido una falta. Deschamps, el defensor Patrice Evra y el capitán Hugo Lloris dijeron que Pogba tenía que aprender a controlarse.

Luego, en el empate 0-0 ante Ecuador, desperdició un cabezazo cuando estaba totalmente solo y la crítica dejó en claro que esperaba más de alguien que anotó siete goles en la Serie A italiana con la Juve.

"Es joven. Las críticas son parte de la vida al máximo nivel y a veces pueden ser injustas. Pero lo harán más fuerte", dijo Deschamps. "Hoy mostró el potencial que tiene cuando hace un juego simple. No tengo dudas de que puede jugar a este nivel".

El mediocampista Blaise Matuidi cree que Pogba tal vez quiso hacer demasiado para satisfacer las expectativas de quienes decían que iba a ser una de las figuras del Mundial.

"Espero que el gol lo libere. Hoy les dio la mejor respuesta (a los detractores). Él también espera mucho de sí mismo, algo que no debería ser así porque tiene solo 21 años", agregó. "Por supuesto necesitamos su talento, pero sigue siendo un jugador joven y se le debe permitir cometer errores".

"Paul está jugando a un nivel muy, muy alto. Todavía puede mejorar mucho porque es joven y seguirá aprendiendo", dijo Lloris. "Creo que el gol le dará confianza. Pero lo que está haciendo a su edad es enorme".