El Salvador: asesinan a cuatro pandilleros

Pistoleros no identificados que vestían uniformes oscuros asesinaron el lunes a cuatro miembros de la pandilla Barrio 18 y las autoridades de Seguridad Pública investigan si se trató de ajuste de cuenta entre facciones de pandilleros.

Los hombres vestidos de negro llegaron a la casa donde dormían los pandilleros, en un barrio popular del departamento central de La Paz, les ordenaron abrir la puerta y luego los asesinaron, informó la jefa de la Región Paracentral de la Policía Nacional Civil, Verónica Uriarte.

"Hay una estructura especifica de pandillas" que están cometiendo estos asesinatos como parte de la guerra interna de las pandillas, afirmó el subdirector de la policía, Howard Cotto.

Las autoridades han dicho que hay una pugna por la disputa de territorios entre dos facciones de la pandilla Barrio 18, los Sureños y los Revolucionarios.

Informaron que otra línea e investigación es el reciente surgimiento de un grupo clandestino de exterminio que se hace llamar "La Sombra Negra", que amenazó a las pandilla y advirtieron que "les llegó la hora, van a ver el infierno".

Las pandillas han responsabilizado de los recientes hechos de violencia a "mentes perversas que actúan con impunidad y que han pretendido crear un clima de zozobra, miedo y temor para provocar odio y resentimiento hacia nosotros y así justificar la acción represiva y el accionar de grupos de exterminio, que en los últimos días han cobrado la vida de muchos de nuestros miembros".

Según las autoridades, los pandilleros están involucrados en la mayoría de crímenes que se cometen en el país. El 70% de los homicidios se atribuye a las pandillas y 49% de las víctimas corresponde a miembros de esas estructuras criminales.