Monty Python se inspira en Jagger para nuevo show

Los comediantes de Monty Python quieren moverse como Jagger en su nuevo show de despedida.

Los cinco miembros sobrevivientes se reunieron para una serie de 10 presentaciones que comienza el martes en la O2 Arena de Londres, con capacidad para 15.000 personas. Es una revista humorística en la que los septuagenarios actúan, cantan, bailan y se cambian de vestuario a un ritmo vertiginoso.

Michael Palin dice que el grupo se inspiró en el vocalista de los Rolling Stones Mick Jagger, que sigue girando a los 70.

"Cierta locura se apodera (de uno)", dijo Palin en una conferencia de prensa. Y "uno simplemente se pone a dar saltos a cierto punto".

El comediante Terry Gilliam agregó: "Nuestra versión de 'Brown Sugar' es mucho mejor".

Resulta que el cantante de los Stones es uno de los muchos fans famosos de Monty Python. Jagger filmó un video promocional para el show, en el que pregunta irónicamente por qué el público querría ver a un "montón de viejos arrugados tratando de revivir su juventud".

Han pasado 40 años desde que "Monty Python's Flying Circus" se transmitía por televisión, pero el anárquico troupe sigue siendo un fenómeno.

El físico de renombre mundial Stephen Hawking -- otro seguidor de Python-- tiene previsto aparecer como invitado en el espectáculo. Los periodistas en la conferencia de prensa del lunes provenían de Gran Betaña, Estados Unidos, Canadá, Australia y más. Un reportero de España les preguntó sobre el sketch sobre la Inquisición española y un finés quiso saber "¿qué piensan de Finlandia?". (Monty Python escribió una canción sobre la nación nórdica que es parte del show).

Eric Idle, quien hizo la mayor parte del trabajo montando la velada, dijo que los admiradores pueden esperar viejos favoritos, joyas del catálogo y algunas cosas nuevas.

"Nuestro lema ha sido: déjalos con ganas de menos", expresó.

Además de Idle, Palin, Gilliam, John Cleese y Terry Jones, el espectáculo incluye a un grupo de bailarines, leñadores cantantes, vikingos amantes del Spam, un loro muerto y mucho más. Es, como era de esperarse, un poco subido de tono.

"Estoy feliz y orgulloso de decir que de hecho es bastante obsceno", dijo Idle.

La última actuación del grupo fue en 1980 en el Hollywood Bowl. Times, y los Python, han cambiado desde entonces.

"Todo el público estaba fumando marihuana", recordó Jones. "Cuando John y yo bajamos adonde estaba la audiencia, salimos bastante drogados".

Ahora, dijo Palin, "tenemos algo de Viagra en nuestro camerino".

Cada miembro del grupo ha adoptado su propio estilo de preparación para las 10 noches de espectáculo, que terminan el 20 de julio con un show que se transmitirá en 1.800 salas de cine alrededor del mundo.

"No he bebido (alcohol) en una semana", dijo Jones. Idle ha estado hacienda excursionismo y corriendo. Cleese ha optado por "dormir más", y Palin se ha sometido a "un riguroso plan de recostarme a ver televisión".

Este podría ser el final del camino para Monty Python, pero ninguno de sus integrantes planea retirarse. Próximos proyectos incluyen un libro de memorias de Cleese y una película de Jones basada en "El cascanueces" de Tchaikovsky.

"Lo veo como un servicio memorial prepóstumo", dijo Gilliam de esta última reverencia.

"¿Prepóstumo?", lo interrumpió Palin. Los Python todavía patinan con naturaleza en el terreno afectivo cuando están juntos.

La mortalidad es sólo algo más de qué reírse. El show se titula "One Down, Five to Go" (en español "Uno menos, quedan cinco") en honor al sexto Python, Graham Chapman, quien falleció de un cáncer en 1989 pero aparecerá en pantalla.

"Seguiremos trabajando hasta que caigamos", dijo Palin. "Si uno de nosotros muere, el resto ganará más dinero".