Televisora promete mantener imparcialidad

La junta directiva de la televisora venezolana Globovisión mantendrá su línea editorial luego de que el conductor principal del canal anunció la salida de su programa, uno de los principales críticos al gobierno.

Desde la dirección del canal "queremos hacer un sincero reconocimiento y manifestar nuestra admiración a la trayectoria de Leopoldo Castillo por su profesionalismo y dedicación, que ha sido escuela invalorable en nuestro canal y de la cual todos hemos aprendido", expresó la televisora en un comunicado firmado por Raúl Gorrín, presidente de la junta directiva de la televisora y fechado el 17 de agosto.

La mayoría accionaria de Globovisión, que fue el medio más crítico al gobierno venezolano, fue adquirida por un grupo de empresarios y desde que asumió la nueva junta directiva en mayo redujo el volumen de sus cuestionamientos, dejó de transmitir en vivo intervenciones del líder de la oposición Henrique Capriles y varios de los periodistas abandonaron el canal.

"La Junta Directiva de Globovisión manifiesta nuevamente su empeño en mantener una pantalla que informe veraz y oportunamente, con objetividad e imparcialidad, mediante un periodismo de excelencia, responsable y profesional", indicó la televisora en un comunicado divulgado en su página web.

Castillo anunció el viernes su salida de la televisora y el final de su programa diario "Aló Ciudadano", que en la última década fue uno de los bastiones de las críticas al gobierno.

Bajo la presión constante del Estado, la televisora, creada en 1994, recibió negativas a sus pedidos de ampliar el alcance de su señal. Sólo en las ciudades de Caracas y Valencia el canal puede verse en señal abierta, mientras que en el resto del país llega mediante televisión por suscripción. Su concesión vence en el 2015.