Murray y Djokovic están cerca de una revancha

Mientras la lluvia provoca caos en el calendario de Wimbledon y los jugadores comienzan a quejarse, Andy Murray y Novak Djokovic encontraron pocas razones para preocuparse por el clima.

Ayudó el hecho de que el lunes ambos jugaron en la Cancha Central, el único punto en todo el All England Club con techo retráctil.

Y con triunfos consecutivos, en sets seguidos, se acercaron un paso más hacia un potencial duelo de semifinales que significaría la revancha de la final del año pasado, cuando Murray venció a Djokovic para convertirse en el primer británico en ganar Wimbledon desde 1936.

"A veces el calendario está a tu favor. A veces el clima a está a tu favor", dijo Murray. "Solo tienes que lidiar con eso".

Llegó a los cuartos de final por séptimo año consecutivo al soportar el peligroso servicio del vigésimo preclasificado, Kevin Anderson y salvando un punto para set en la muerte súbita de su triunfo por 6-4, 6-3, 7-6 (6). Jugaron bajo una ligera lluvia por unos 15 minutos antes de que el techo se cerrara a inicios del segundo parcial.

Se mantuvo así para el primero en la siembra, Djokovic, y el campeón de 2011 venció al número 14 en la preclasificación Jo-Wilfried Tsonga por undécima ocasión en fila con parciales de 6-3, 6-4, 7-6 (5). El serbio tuvo un gesto de dolor en el último set cuando se sujetó la parte superior del brazo izquierdo, sobre el que cayó en su partido previo, pero terminó en buen momento y más tarde aclaró que se sentía bien.

"Muchos partidos se cancelaron, pero así es Londres, así es Wimbledon, con su clima impredecible", dijo Djokovic.

Murray, quien no ha cedido un set, dijo: "Siempre deberían intentar jugar con el techo abierto, porque es un evento al aire libre".

Para él es fácil decirlo.

El campeón del Abierto de Australia Stan Wawrinka no quedó satisfecho con su partido de tercera ronda, que fue cancelado el sábado y jugado el lunes (Wimbledon intenta no programar juegos en su domingo intermedio). Lo terminó rápidamente, venciendo a Denis Itomin, 45 en el ranking, por 6-3, 6-3 y 6-4 en menos de hora y media.

Después de eso Wawrinka, el quinto preclasificado, resaltó que no será fácil ganar cinco partidos a cinco sets en una semana si es que quiere aspirar al campeonato.

"Desde luego, estoy decepcionado", dijo el suizo sobre no jugar el sábado, cuando los aguaceros cancelaron los partidos por varias horas. "No puedes hacer nada. Debes aceptarlo. Hacen lo que quieren y tú solo puedes seguirlos".

Cuestionado sobre si habló con los oficiales, Wawrinka comentó: "Solo dicen cómo quedará el calendario y eso es todo. Incluso si quieres platicar con ellos, no van a cambiar nada. No escuchan a los jugadores. Hacen lo que creen que es mejor para ellos".

El vocero de All England Club, Johnny Perkins, dijo que el procedimiento se le explicó al entrenador de Wawrinka, incluyendo el hecho de que tener a ex campeones de torneos importantes en las canchas principales es una prioridad sobre el que se completen todos los partidos en cierto día".

El inicio de la segunda semana en Wimbledon es conocido como "Lunes Maniático", porque generalmente tiene los 16 partidos de cuarta ronda luego de tener el domingo libre.

"Entiendo porque se quejaba Wawrinka, porque existe la tradición del domingo intermedio. Debemos replantear (eso)", dijo Djokovic. "Todos sabemos que la tradición es importante aquí. y lo respetamos. Pero hay ciertas reglas que creo deberían ser actualizadas".

Wawrinka estará en la Cancha No. 2 el martes -- cuando, por cierto, el pronóstico dicta una ligera posibilidad de lluvia -- cuando se mida al español Feliciano López (19), quien eliminó al último estadounidense con vida, John Isner, por 6-7 (8), 7-6 (6), 7-6 (3), 7-5). Es la primera vez en 103 años que ningún jugador de Estados Unidos, hombre o mujer, llega a los octavos de final en Wimbledon.

Al igual que Wawrinka, Isner no tomó bien el hecho de que su partido se pospusiera. Intentó protestar sin mucho éxito.

"Tenían sus razones", dijo Isner.

María Sharapova nunca tuvo la oportunidad de jugar el lunes, debido a que fue pospuesto su duelo de cuarta ronda ante la número nueve en la siembra, Angelique Kerber. Fue reprogramado para el martes, y la ganadora deberá jugar el miércoles ante la sembrada No. 13, Eugenie Bouchard, la primera canadiense en unos cuartos de final de Wimbledon en los 46 años de la era de torneos abiertos.

Los cuartos de final están definidos: Murray contra Grigor Dimitrov (11), y Djokovic ante Marin Cilic (26) en la rama varonil; en la femenil, la campeona de 2011, Petra Kvitova se enfrentará a Barbora Zahlavova Strycova, y la número 22 en la siembra Ekaterina Makarova se enfrentará a Lucie Safarova (23).

Bouchard avanzó con un triunfo de 7-6 (5), 7-5 sobre la francesa Alize Cornet (25), quien venció a Serena Williams.

"Creo en mí. Cada partido que juego, creo que puedo ganar", dijo Bouchard, de 20 años y la única mujer que ha sido semifinalista este año en el Abierto de Australia y el Abierto de Francia. "He demostrado que puedo jugar en los partidos importantes".