Rose se recupera y gana en el Congressional

Justin Rose ha ganado las suficientes veces en los campos más complicados para saber que un error puede representar la diferencia.

Pero de todas formas salió avante a pesar de haber cometido uno el domingo en el Congressional y ganó el torneo Quicken Loans.

No así Shawn Stefani.

Con el temple y el toque sobre el green de un campeón del Abierto de Estados Unidos, Rose se recuperó de un hierro cuatro que mandó al agua en el 18, un putt de cuatro metros y medio (15 pies) para bogey que lo obligó a irse a un desempate. En el primer hoyo de la muerte súbita, en el 18, Stefani hizo un tiro similar que cayó en el mismo estanque a la izquierda del green.

No hay segundas oportunidades en un playoff a muerte súbita.

Rose ganó con un par en el hoyo adicional para su primera victoria desde el U.S. Open del verano pasado en Merion. Esta vez requirió del mismo esfuerzo luego de que el Congressional se volviera mucho más complicado que cuando albergó el Abierto de Estados Unidos hace tres años.

"Congressional recuperó su reputación luego del U.S. Open", dijo Rose. "Realmente me gusta este tipo de golf y estas pruebas. Creo que fue un desafío para todos. Estoy encantado".

El inglés quedó más satisfecho luego de pensar que este torneo por poco se le escapa de las manos.

Ambos cerraron con tarjetas de 70, uno bajo par, y 280 totales, cuatro abajo en la tabla de clasificación del torneo, que se asemejó al U.S. Open y se jugó como tal en el sentido de que tantos contendientes -siete jugadores compartieron la cima en algún momento- se cayeron de la punta.

El argentino Andrés Romero tuvo una ronda de 68 impactos, la mejor de un día en el que el promedio fueron 73,7 golpes. Su compatriota Ángel Cabrera registró 73.

Este fue el primer torneo de clasificación en la PGA para el Abierto Británico: los primeros cuatro jugadores que no hayan quedado exentos de antemano de entre los 12 primeros en Congressional irán al Royal Liverpool el mes entrante.

Stefani se quedó con uno de los puestos. Charley Hoffman (69) y Ben Martin (71) consiguieron birdies en dos de los últimos tres hoyos para empatar en tercer puesto. Brendan Steele obtuvo el último lugar disponible luego de una ronda de 71 que lo colocó en tercer lugar con Romero y Brendon Todd, quien ya tenía su lugar asegurado por estar exento.

Steele se llevó el sitio en disputa para el British debido a su mejor ubicación en el ranking mundial que Romero.

Sólo seis jugadores terminaron bajo par en la ronda final.

Nadie cayó más fuerte que Patrick Reed, quien llegó a la última ronda con ventaja de dos golpes y la mantuvo tras los primeros ocho hoyos, pero ni siquiera terminó entre los 10 primeros. Tuvo doble bogeys consecutivos, firmó 41 golpes en los nueve finales y una ronda de 77 para concluir undécimo.

"Esto definitivamente duele y definitivamente me motivará para próximos eventos", afirmó Reed.