Costa Rica da cátedra de cómo patear penales

Veinticuatro horas después de que Chile y Brasil marrasen cinco penales en una definición por esa vía en la Copa Mundial, Costa Rica le mostró a chilenos y brasileños cómo ejecutar disparos desde los 12 pasos con el pase a los cuartos de final en juego.

Pese a estar fundidos luego de aguantar un empate 1-1 en un alargue jugado con un hombre menos por la expulsión de Oscar Duarte, los "ticos" convirtieron sus cinco penales, mientras que su arquero Keylor Navas contuvo uno de los griegos y eso bastó para superar la segunda ronda.

Los costarricenses ejecutaron sus remates con convicción, sin el menor titubeo. Celso Borges, Bryan Ruiz, Joel Campbell y Michael Umaña anotaron con tiros altos, inatajables. El único disparo flojo fue el de Giancarlo González, a media altura y casi al medio. Pero el arquero griego Orestis Karnezis se había jugado a su derecha y no pudo atajarlo.

"La confianza en los penaltis fue inmensa", declaró el técnico de Costa Rica Jorge Luis Pinto, quien había hecho practicar esos tiros a sus jugadores.

A Karnezis le faltaron tal vez los reflejos que mostró Navas, quien alcanzó a manotear el remate de Fanis Gekas, muy parecido al de González.

En Belo Horizonte, entre tanto, brasileños y chilenos cayeron presas de los nervios el sábado al jugarse el pase a los cuartos de final en los penales. Solo tres brasileños anotaron, David Luiz, Marcelo y Neymar. El tiro de William salió desviado y el arquero chileno Claudio Bravo contuvo el remate de Hulk.

Pero a los chilenos les fue peor todavía. Marcaron apenas dos de sus jugadores, Charles Aránguiz y Marcelo Díaz, mientras que Julio César contuvo los tiros de Mauricio Pinilla y de Alexis Sánchez, y el de Gonzalo Jara dio en un poste.

En esa comedia de errores, Brasil ganó 3-2 en los penales y dejó a Chile afuera del Mundial.