Avanza arriendo para telescopio en Hawai

La Comisión de Tierras y Recursos Naturales de Hawai aprobó un subarriendo para un telescopio de 1.300 millones de dólares que podría ser uno de los aparatos de su tipo más grandes del mundo, pero la luz verde no es definitiva hasta que escuche las objeciones al proyecto en un proceso separado de revisión.

La comisión se reunió el viernes para examinar asuntos planteados previamente sobre el plan para construir el Telescopio de Treinta Metros en la cumbre del volcán Mauna Kea en la mayor de las islas de Hawai, conocida como Big Island.

La Universidad de Hawai arrienda en la actualidad tierra estatal donde será construido el telescopio, en tanto que el Grupo del Telescopio de Treinta Metros subarrendará el lugar por un millón de dólares cuando el aparato esté construido totalmente.

El subarriendo es el último obstáculo burocrático importante para los científicos, aunque el proyecto enfrenta además posibles demandas de los detractores.

Quienes se oponen han planteado las interrogantes de si las evaluaciones de la tierra se hicieron adecuadamente y si los hawaianos nativos fueron consultados debidamente. Los detractores afirman que si el telescopio es construido en la cumbre más alta de Hawai constituirá la profanación de un lugar que los nativos hawaianos consideran sagrado.

"Mauna Kea es muy sagrado para mí, para mi cultura, para el futuro de mi cultura, para mis futuras generaciones", declaró Pono Kealoha, quien se describe como un nativo hawaiano.

Representantes de la Oficina de Asuntos Hawaianos del estado, que recibirá un porcentaje del pago de las rentas, se preguntan de qué manera se calculó la renta que se cobrará por el telescopio.

"Con base en nuestra investigación, sabemos que algunos de los telescopios en la montaña venden tiempo para observación entre 80.000 y 100.000 dólares la noche", dijo Sterling Wong, director de política pública para la Oficina de Asuntos Hawaianos.