El Mundial latinoamericano entra en fase de 8vos

La Copa América de Brasil. Perdón, la Copa del Mundo, en Brasil, entra a sus octavos de final.

Siete selecciones latinoamericanas figuran en el pelotón, incluyendo la del país anfitrión, la de mejor rendimiento en la primera fase (Colombia), la del genio Lionel Messi (Argentina), la del técnico más expresivo (México), la revelación (Costa Rica), la del jugador expulsado por morder a un rival (Uruguay) y la que eliminó al último campeón (Chile).

Como todos ya se saben de memoria, ninguna selección de Europa se ha podido proclamar campeona en territorio americano, así que Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza y Grecia reman contra la corriente.

Pero no es recomendable descartar a Europa. Hace cuatro años, apenas tres europeos alcanzaron los cuartos de final y esos tres acabaron acaparando el podio de la neutral Sudáfrica: España, Holanda y Alemania. Seis latinoamericanos accedieron a octavos, y sólo Uruguay se coló entre los cuatro mejores.

En esta oportunidad, la presencia de un semifinalista sudamericano está asegurada, puesto que Brasil, Chile, Colombia y Uruguay quedaron instalados en el mismo sector de la llave de la segunda fase.

Mientras en España, Italia, Inglaterra y Portugal observan la refriega desde lejos, los europeos que sobreviven tratan de asimilar las condiciones peculiares de este Mundial. Mientras los seis equipos sudamericanos redondearon un 76% de efectividad en sus resultados de la primera ronda, los 13 cuadros europeos marcaron un 51%.

"Estamos en Brasil, así que los sudamericanos se pueden aclimatar mejor", comentó el técnico de Francia, Didier Deschamps. "Y quizás también el hecho que jueguen tan cerca de casa, con tantos de sus aficionados alentándoles, les han dado un plus de fuerza y energía".

Aquí un repaso a los ocho cruces:

BRASIL vs. CHILE (Belo Horizonte, sábado)

Luiz Felipe Scolari, el técnico de Brasil, probablemente hubiese preferido un duelo con España en esta instancia, menos que este Chile dirigido por el argentino Jorge Sampaoli. Al determinarse el enfrentamiento, Scolari empleó la frase "cachimba", que en portugués se usa para describir partidos bravos, por tradición contra sus archirrivales sudamericanos, Argentina y Uruguay. Chile es un equipo que sólo sabe salir a jugar con una presión alta, a mil revoluciones del primer minuto al 90.

El otro día, el volante Arturo Vidal --el jugador más importante de Chile-- se atrevió a decir que "esta es la mejor generación en la historia del fútbol chileno", un grupo que cuenta con el delantero Alexis Sánchez y el lateral Mauricio Isla, entre otros.

Brasil no acaba de convencer, quizás nunca lo haga en este torneo. Lo que busca es el resultado y para eso cuenta con Neymar, en pleno estado de gracia con cuatro goles.

Para Chile todo pasa por vencer complejos y los antecedentes (perdieron ante Brasil en 2010 y 1998 en la misma ronda). Es lo que aboga Sánchez cuando le pidió a sus compañeros que "hay que creerse el cuento".