Pareja acusada de encerrar a hijo en sótano

Una pareja de los suburbios de Atlanta acusada de encerrar a su hijo en el sótano de su casa durante más de un año enfrenta cargos de crueldad infantil y privación ilegal de la libertad, dijo el jueves la policía.

La pareja residente en Buford está acusada de confinar al niño de 13 años a una habitación pequeña con un colchón y un excusado improvisado, señaló Jake Smith, vocero de la policía del Condado Gwinnett.

Las autoridades comenzaron a investigar el caso después que la División de Servicios para Familia y Niños de Georgia recibió un aviso anónimo el 15 de junio, dijo Smith. Los padres del muchacho dijeron a las autoridades que su hijo estaba encerrado en el sótano por razones disciplinarias, agregó el portavoz.

Se prevé que los padres se entreguen a las autoridades el viernes, dijo Smith. Un mensaje telefónico dejado por The Associated Press en su casa no fue respondido de inmediato.

El adolescente estuvo encerrado durante la mayor parte de los dos últimos años sin acceso a libros, juguetes o artefactos de entretenimiento, indicaron las autoridades. Fue mantenido alejado de sus nueve hermanos y hermanas, y no asistió a la escuela, dijo la policía.

La habitación estaba en buena condición, pero no había bombilla y la única ventana había sido pintada de blanco, permitiendo la entrada de poca luz, señalaron las autoridades. Dos de las paredes del dormitorio eran de concreto y las otras dos de placa de yeso laminado pintada de azul, dijeron investigadores. A la puerta se le colocó en enero de 2013 un cerrojo por fuera, dijo la policía.

El menor de edad no parecía desnutrido, y ni él ni sus hermanos presentaban señales de maltrato físico, agregó la policía.

La División de Servicios para las Familias y los Niños de Georgia tiene la custodia del niño y de sus hermanos y hermanas.