Se mantiene cifra de sembrados de coca en Colombia

Colombia no logró reducir las 48.000 hectáreas sembradas con hoja de coca debido a que hubo una baja ostensible de la fumigación aérea de los cultivos, pero sí disminuyó la producción de cocaína, indicó un informe conjunto de las autoridades colombianas y Naciones Unidas divulgado el jueves.

Sin embargo, el país continúa siendo el segundo productor mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, después de Perú que, según Naciones Unidas, registró en el período 49.000 hectáreas cultivadas.

Los cultivos de coca fumigados mediante aspersión aérea en 2013 mermaron ostensiblemente. Mientras en 2012 fueron fumigadas más de 100.000 hectáreas, en 2013 pasaron a un poco más de 47.000. La erradicación manual también disminuyó: en 2012 fueron 30.486 hectáreas y 22.056 el año pasado.

El viceministro de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, destacó que durante dos años consecutivos Colombia no ocupó el primer puesto en cuanto a hectáreas sembradas de coca.

"Vemos con satisfacción un resultado y es que se reduce en 13% la producción potencial de coca en Colombia y que no aumenta el área sembrada", indicó a The Associated Press Bedoya, quien además agregó que "donde aplicamos nuestras estrategias de erradicación forzosa, de sustitución de cultivos y de aspersión obviamente ahí se dan resultados positivos para el país".

Aunque el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón dijo el año anterior que la meta era cerrar 2013 con 30.0000 hectáreas de cultivos, tras conocer el informe rescató que "es una buena noticia: según Naciones Unidas se pasó de una capacidad de 333 toneladas métricas en 2012 a 200 toneladas el año pasado".

Agregó que las cifras del informe "reflejan el sacrificio y compromiso de nuestras fuerzas armadas".

El ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, recordó durante el acto que en la lucha contra el narcotráfico en los últimos 10 años en el país han muerto 197 policías.

El año pasado un piloto estadounidense murió cuando la avioneta que realizaba tareas de fumigación se vino a tierra en el sureño departamento de Caquetá. Aunque las autoridades mantienen que se trató de un accidente, las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dijeron que en realidad el aparato fue derribado por sus hombres.

La cifra de 48.000 hectáreas sembradas es igual a la de 2012, cuando se registró una caída histórica de 25% gracias a la erradicación manual, la aspersión y a que cultivadores migraron hacia otras actividades ilegales como la minería.

"Los resultados del censo muestran que al 31 de diciembre de 2013 Colombia tenía 48.000 hectáreas de coca distribuidas en 23 de los 32 departamentos del país, la misma cantidad reportada en 2012", indicó la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito o UNODC.

Según el documento, las cifras del censo son "el resultado de un efecto de compensación entre un fuerte incremento en regiones donde el fenómeno continúa vigente y una tendencia generalizada a la reducción en el resto del país".

El informe indicó que más de la mitad de todos los cultivos de coca se concentran en tres departamentos: Norte de Santander, en la frontera con Venezuela; Putumayo, en el suroeste colombiano y Nariño. El 82% de la coca está sembrada en sólo seis departamentos.

"Respecto a la dinámica de mercado se presenta una reducción del 22% en los precios de hoja de coca en las regiones con mayor concentración de la producción, tales como Pacífico (14,3, Central (17,5%) y Meta-Guaviare (30,7%)", añadió.

Para la oficina de Naciones Unidas, "este comportamiento podría estar influenciado por un escenario de especulación en el precio, por parte de intermediarios y grupos armados, ante el aumento de la comercialización de hoja de coca en las zonas productoras y el ingreso de nuevos actores tanto en el acopio de la producción como en los procesos de transformación".

Asimismo se registró una caída en la oferta potencial de cocaína: de 488 toneladas métricas en promedio en 2009 a 290 toneladas métricas en 2013.

Según el informe, en 2012 fueron incautadas 188 toneladas de cocaína y 166,7 en 2013.

Las autoridades han señalado a las FARC y al también rebelde ELN de formar parte del negocio del narcotráfico.

Desde fines de 2012, las FARC y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes. Recientemente las partes anunciaron que habían llegado a un acuerdo para luchar conjuntamente contra las drogas ilícitas.

Hace dos semanas se conoció que el Ejército de Liberación Nacional y el gobierno habían iniciado la fase exploratoria para un eventual proceso de negociación.