Un boom energético rejuvenece las Llanuras de EEUU

Estados Unidos sigue envejeciendo, pero la tendencia se está revirtiendo en las Grandes Llanuras gracias a una dosis generosa de petróleo.

La generación del baby boom ayudó a subir ligeramente la edad media de Estados Unidos, de 37,5 años a 37,6, según datos publicados el jueves por la Oficina del Censo de Estados Unidos. Pero un estudio detenido de los números muestra que siete estados --Alaska, Hawái, Montana, Dakota del Norte, Oklahoma, Dakota del Sur y Wyoming-- se han vuelto más jóvenes.

El mérito para la tendencia a la baja en estados continentales entre 2012 y 2013 es para el aumento de las perforaciones de gas y petróleo en las Grandes Llanuras. La oficina del censo no dio un motivo para el descenso de edad en Alaska y Hawái.

"Estamos viendo el efecto demográfico de dos booms", explicó el director de la Oficina del Censo, John Thompson. "La población en los estados del boom energético en las Grandes Llanuras se está haciendo más joven y masculina conforme llegan trabajadores buscando empleo en la industria gasífera y petrolífera, mientras que Estados Unidos en su conjunto sigue envejeciendo conforme los más jóvenes de la generación del baby boom llegan a la cincuentena".

El condado con la edad media más alta fue Sumter, en Florida, con 65,5. El más joven fue Madison, en Idaho, con 23,1.

¿QUÉ ESTÁ CAMBIANDO EN ESTADOS UNIDOS?

Los blancos no hispanos siguen siendo de lejos el grupo racial más grande del país con 197,8 millones de habitantes, frente a los 118,3 millones que suman los demás grupos étnicos y raciales, que equivalen al 37 por ciento de la población. Pero fueron los asiáticos, y no los hispanos, los que más rápido crecieron en 2013.

La población asiática de Estados Unidos subió casi un 2,9 por ciento, a 19,4 millones, con unas 554.000 personas más. Ese aumento se vio impulsado por la inmigración, que supuso el 61 por ciento del aumento de población.

Aunque los asiáticos fueron los que más rápido crecieron, los hispanos siguen siendo el segundo grupo étnico de Estados Unidos, con un 17,1 por ciento del total de la población en 2013. La población hispana y latina creció un 2,1 por ciento, a más de 54 millones de personas, en un aumento debido al crecimiento natural, responsable del 78 por ciento de la variación interanual.

Los hawaianos nativos registraron el segundo aumento más grande, el 2,3 por ciento, mientras que los nativos americanos crecieron un 1,5 por ciento y los negros un 1,2 por ciento. Los blancos no hispanos, a su vez, crecieron un 0,1 por ciento en ese mismo periodo.

Los responsables del censo estiman que los blancos dejarán de ser mayoría en Estados Unidos en 2043, cuando se calcula que el total de todas las minorías será mayor al número total de blancos.

___

Jesse J. Holland está en Twitter como http://www.twitter.com/jessejholland

Oficina del Censo de Estados Unidos: http://www.census.gov