EEUU: Arrestos en negocios para lavado de carros

Agentes federales se presentaron el sábado con órdenes de registro y arresto en varios centros de lavado de automóviles del área de Phoenix como parte de una investigación sobre fraude inmigratorio y otros presuntos delitos.

Los agentes tenían órdenes judiciales para intervenir en 16 locales vinculados al negocio Danny's Family Car Wash y su agencia de empleos, HR Betty. No se informó sobre los delitos de que se les acusa ni a quiénes estaban dirigidas las órdenes de arresto. Esos documentos sellados fueron presentados en un tribunal federal.

Amber Cargile, portavoz de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), dijo el sábado que la redada forma parte de una investigación que comenzó hace dos años la cual abarca propietarios de negocios, gerentes y líderes empresariales en los dos negocios. Indicó que a muchos de los acusados se les acusa de delitos como fraude de inmigración, robo de identidad y violaciones de orden financiero.

"Muchos de estos negocios algunas veces someten al personal a malas condiciones laborales con el objeto de obtener beneficios que sus competidores no obtienen", destacó Cargile.

Daniel Hendon, propietario de Danny's Family Car Wash, no respondió de inmediato los mensajes que le dejó The Associated Press el sábado. También se dejaron mensajes en la oficina de HR Betty, en Phoenix, con el propósito de obtener declaraciones.

Los agentes especiales de la división de Investigaciones de Seguridad Nacional del ICE pasaron horas en los negocios con órdenes judiciales de registros el sábado. Cargile indicó que prevé que el contenido de los documentos será divulgado después que los acusados hayan comparecido en audiencias iniciales en un tribunal federal de Arizona.

Un portavoz de la fiscalía federal en Arizona, Cosme López, dijo que no tenía conocimiento de la fecha de comparecencia de los arrestados.

"Todo marcha tal como se había previsto. Acaba de tener lugar", agregó.

Los agentes arrestaron a trabajadores sospechosos de estar sin autorización legal en el país, pero Cargile señaló que serían dejados en libertad en cuestión de horas, siempre y cuando no tengan antecedentes penales pendientes.

"Vamos a entrevistarlos a todos", señaló. "Deseamos saber si tienen alguna información relacionada con la investigación penal", añadió.

Durante las redadas, las autoridades despejaron los establecimientos de los clientes que habían llegado para que les lavaran sus vehículos.