Nueva York estudia recomprar hipotecas devaluadas

Miembros del consejo municipal de Nueva York y grupos defensores del derecho a la vivienda han pedido al alcalde, Bill de Blasio, que se les una y ayude a los propietarios en riesgo de desahucio, proponiendo el uso del derecho a expropiación para comprar hipotecas devaluadas.

El derecho a expropiación podría emplearse para recomprar las hipotecas de propietarios que deben más dinero del que valen sus casas, según explicaron el miércoles en una rueda de prensa, los miembros del consejo Donovan Richards, Mark Levine y I. Daneek Miller

La propuesta indica que el ayuntamiento podría adquirir las hipotecas a los bancos y refinanciarlas para ajustarlas al valor de las viviendas para evitar desahucios, dijo Robert Hockett, profesor de derecho de la escuela de derecho de la universidad Cornell, que ayudó a elaborar el plan. El mecanismo de expropiación se utilizaría sólo para contratos que no pudieran modificarse sin la intervención del gobierno, señaló.

Unas 60.000 hipotecas neoyorquinas, en su mayoría fuera de Manhattan, siguen devaluadas desde que estalló la burbuja inmobiliaria en 2007, según un informe publicado el miércoles por las organizaciones Asociación Mutua de Vivienda de Nueva York y Comunidades de Nueva York por el Cambio.

La directora ejecutiva de la Asociación, Ismene Speliotis, dijo que los propietarios afroamericanos y latinos se han visto afectados de forma desproporcionada por las hipotecas devaluadas porque eran el público objetivo de préstamos garantizados de marcas blancas. Estos préstamos, señaló, tienen más probabilidades de suspensión de pagos.

La oficina del alcalde no respondió a una llamada y un correo pidiendo comentarios.

La Asociación de Banqueros de Nueva York sostiene que emplear el derecho a expropiación afectaría negativamente a la concesión de hipotecas y a la recuperación del mercado inmobiliario.