Costa Rica, de comodines a favoritos ante Grecia

Tras derrotar a los campeones mundiales Uruguay e Italia, Costa Rica se convirtió en la sensación de la Copa Mundial. Pero los "ticos" ya no podrán emboscar a nadie.

Grecia, que algo sabe de sorpresas mayúsculas, no será tomado por sorpresa en su duelo por los octavos de final.

Costa Rica avanzó como primero del Grupo D, que compartían con uruguayos, italianos e ingleses, para alcanzar la segunda fase de un Mundial por segunda ocasión en su historia.

Ahora Grecia, que sobre la hora dejó en el camino a Costa de Marfil, se antepone en el camino por conseguir su mejor actuación de todos los tiempos.

"Primero éramos la cenicienta y ahora creo que nos dan por favoritos. Así es el fútbol", dijo el zaguero Michael Umaña, después del entrenamiento del miércoles. "Es lo lindo del fútbol, éramos el comodín y ahora nos dan por favoritos, pero debemos seguir con la misma humildad".

Apoyados en una férrea defensa que sólo ha permitido un gol en los tres encuentros, los ticos han sorprendido a propios y extraños al acabar invictos la primera ronda.

"Queremos seguir por la misma vía porque calladitos nos vemos más bonitos", dijo Umaña. "Debemos seguir con los pies sobre la tierra como lo hemos hechos al día de hoy, por la calidad del grupo sabemos que podemos ir más allá".

En su presentación previa, en el Mundial de Alemania 2006, decepcionaron al perder los tres encuentros. En la tabla general de este torneo, quedaron en el penúltimo puesto entre las 32 selecciones participantes.

"Lo del 2006 quedó atrás y ya es historia, no fue nuestro Mundial", dijo Umaña. "Pero ahora estamos escribiendo una nueva historia y poniendo en los ojos del mundo nuestro fútbol. Lo mejor es que dependemos de nosotros para seguir escribiendo una historia aún más grande pero lo que se viene no es fácil porque Grecia es un gran rival".

Umaña aceptó que la clasificación de última hora de los griegos los tomó por sorpresa porque habían estado preparándose para medirse con Japón o Costa de Marfil.

"Debemos ser sinceros, quizá estábamos esperando otro rival pero se dio Grecia", añadió Umaña. "Pero sabemos que de ahora en adelante todos van a ser difíciles, trataremos de sacar la llave", añadió.

Los griegos avanzaron con cuatro puntos en el Grupo C, a pesar de que en su primer partido fueron arrasados 3-0 por Colombia y en el segundo igualaron sin tantos ante Japón.

La mayor epopeya del fútbol griego fue la conquista de la Eurocopa del 2004, en una sorpresiva campaña. Y esta es la primera vez que hacen acto de presencia los octavos de final de un Mundial.