Cavaliers presenta a nuevo entrenador, David Blatt

Como la mayoría de los niños del área metropolitana de Boston, David Blatt creció como un fan de los Celtics. Eran su equipo, su único equipo. Y soñaba con la NBA.

Ahora, los Cavaliers de Cleveland lo presentaron como su nuevo entrenador, un día antes de hacer la primera selección del draft de la liga.

Blatt estuvo las dos décadas pasadas trabajando en Israel, donde se forjó una reputación como uno de los mejores técnicos a nivel internacional. Llevó al Maccabi de Tel Aviv al campeonato en la Liga Europea este año y en 2012 condujo a Rusia a la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres.

Blatt, de 55 años, quien nació en Massachusetts y jugó en la universidad Princeton, es el primer entrenador que la NBA importa desde Europa. Dice estar listo para el reto.

"Sin duda es un desafío", dijo Blatt sobre dirigir un equipo en la liga de basquetbol más importante del mundo. "Pero tengo que decirles que el juego no es tan distinto como la gente cree. Es un poco más largo aquí. Quizá el nivel de actividad física y velocidad en la cancha es diferente... Pero es el mismo juego".

Blatt rechaza las etiquetas. No se considera un entrenador israelí, europeo o de cualquier otro tipo. No se inclina más por la ofensiva que por la defensa.

"Soy un entrenador de basquetbol", dijo en conferencia de prensa, "alguien que mediante la enseñanza y el trabajo con las personas, y sacando lo mejor de mis jugadores y cuerpo técnico, siempre ha visto el éxito del equipo como lo primordial".

David Griffin, gerente general de los Cavaliers, dijo que Blatt era uno de "cinco o seis" candidatos que fueron entrevistados, y que el equipo se había puesto en contacto con 11 entrenadores.

"En verdad personifica todas las características que buscamos en un entrenador", dijo Griffin. "Tiene pasión, creatividad e inteligencia".

Los Cavaliers tienen el derecho a hacer la primera selección en el draft del jueves y se espera que hagan una buena oferta por LeBron James, quien el martes optó por no refrendar los dos últimos años de su contrato con el Heat de Miami y se convirtió en agente libre para escuchar ofertas de cualquier equipo.