FIFA analiza pedido de adelanto de Ghana

La asociación de fútbol de Ghana le pidió a la FIFA un adelanto de los 8 millones de dólares que tiene garantizados por participar en la Copa Mundial para poder pagar la compensación prometida a los jugadores, que están presionando para que se les entregue el dinero.

La FIFA confirmó la solicitud y dijo que estaba "evaluando" el pedido.

Normalmente, las compensaciones por participar en el Mundial --que van desde los 8 millones de dólares para quienes son eliminados en la primera ronda hasta los 35 millones reservados para el ganador del torneo-- se entregan una vez concluida la justa.

La declaración de la FIFA pareció contradecir al viceministro de deportes de Ghana, quien dijo que esperaban la llegada de 3 millones de dólares a ser traídos a Brasil en avión desde Ghana para cubrir el pago de las bonificaciones y evitar así una posible huelga de jugadores.

No estaba claro cómo haría Ghana para traer semejante suma de efectivo sin declararlo y pagar los impuestos correspondientes que establecen las leyes brasileñas.

La Asociación de Fútbol de Ghana insistió en que el problema había sido resuelto por la intervención del presidente John Dramani, quien habló con los jugadores y les garantizó que recibirían el dinero el miércoles por la tarde.

La FIFA, no obstante, todavía no decidió si entregar el dinero por adelantado o no.

Los reclamos de los jugadores podrían afectar la preparación para el decisivo partido del jueves contra Portugal, en el que Ghana se jugará la clasificación a los octavos de final en el Grupo G.

Ghana debe derrotar a Portugal y esperar que el partido entre Alemania y Estados Unidos registre un ganador con un marcador abultado para meterse en la segunda ronda.

El centrocampista Christian Atsu desestimó los temores de que el equipo podría boicotear su último partido de la primera fase en Brasilia, que Ghana debe ganar para mantener alguna posibilidad de avanzar.

"Nosotros no vamos a decir que no vamos a jugar por el dinero", dijo Atsu. "Amamos a nuestro país y vamos a jugar por nuestra nación".

Cuando le preguntaron qué harían los jugadores si reciben el miércoles el dinero en efectivo como estaba previsto-- pagos de entre 75.000 y 100.000 dólares para cada uno, según reportes-- , Atsu contestó: "Creo que lo mantendremos en nuestras maletas y simplemente les pondremos un candado. Y transferiremos el dinero a nuestras cuentas".

El técnico de Ghana, Kwesi Appiah, dijo que había estado teniendo "noches en vela" por el asunto, que llegó a su punto culminante el martes, cuando jugadores y dirigentes tuvieron una reunión en lugar de entrenar. El presidente Mahama "habló personalmente con los jugadores" para asegurarles que iban a recibir el dinero, dijo la Asociación de Fútbol de Ghana en un comunicado.

"Cada jugador... sabe que es su derecho", aseguró Appiah. "Deberían haberlo recibido antes del inicio de la competencia, pero se está resolviendo todo y realmente nos estamos enfocando en el juego ahora".

Los jugadores no reciben los pagos por transferencia electrónica debido a que "la práctica en Ghana siempre ha sido pagar el dinero en efectivo", dijo Appiah.

No trascendió cuáles son las bonificaciones que cobran los jugadores.

El viceministro de Deportes de Ghana Joseph Yammin dijo que enviarían unos 3 millones de dólares y las autoridades brasileñas indicaron que traer semejante cantidad y no declararla sería ilegal, y que la suma total podría ser confiscada. Los individuos no pueden traer más de 4.500 dólares cada uno sin estar sujetos a pagar impuestos, dijo la Policía Federal de Brasil, que hacen cumplir las leyes de aduana e inmigración.

Al igual que en otros países africanos que juegan en el Mundial, el gobierno de Ghana está financiando las bonificaciones para los jugadores. El dinero será parcialmente reembolsado más adelante con el pago algunos de los premios en efectivo. Además de los 8 millones básicos, la FIFA también da a cada uno de los 32 equipos que compiten 1,5 millones de dólares de antemano para ayudar con los costos de preparación.