Portugal y Ghana juegan cruzando los dedos

Ya sea en el nivel de selecciones o en el de clubes, Cristiano Ronaldo ha rescatado a varios equipos de situaciones comprometidas durante años, mediante sus goles, talentos o su mera presencia.

Pero el vigente ganador del Balón de Oro estaría frente al partido de su vida en una Copa del Mundo, a juzgar por la tarea titánica que acomete Portugal el jueves.

El Grupo G, uno de los más apretados en Brasil llega a su clímax con los dos boletos de octavos de final todavía disponibles.

Portugal y Ghana necesitan el triunfo cuando choquen en Brasilia, pero saben que están a merced de otro cotejo que se disputará simultáneamente a casi 2.000 kilómetros (1.200 millas) de distancia, el de Alemania contra Estados Unidos en Recife.

Alemanes y estadounidenses tienen cuatro puntos, y un empate los colocaría a ambos en la siguiente fase. En ese caso, el resultado del compromiso entre Portugal y Ghana no tendría importancia. Lusos y africanos tienen un punto.

La tarea de Portugal se complica aún más porque su diferencia de goles es de menos cuatro, mucho peor que el más cuatro de los alemanes y el más uno de los norteamericanos.

"Dependemos de los partidos de terceros", dijo un resignado entrenador portugués Paulo Bento. "Dependemos de los resultados de otros equipos".

Ghana, que tiene una diferencia de menos uno, abriga más esperanzas. Una victoria en la capital brasileña, combinada con un triunfo de Alemania, la colocaría en octavos y dejaría fuera a Estados Unidos.

Han surgido especulaciones desde que Portugal rescató un empate 2-2 ante Estados Unidos en el segundo partido. Según esas conjeturas, alemanes y estadounidenses harán poco esfuerzo para pasar del empate, que los deja a ambos clasificados.

Pero los portugueses sólo pueden culparse a sí mismos por estar en una situación tan complicada. Incluso antes de que Pepe se ganara la expulsión por propinar un cabezazo en la paliza por 4-0 que Portugal sufrió ante Alemania, el equipo no ha reflejado en la cancha su condición de cuarto lugar del ranking de la FIFA.

Contra la selección de las barras y las estrellas, sólo un cabezazo de Varela, a 30 segundos de que se agotara el tiempo añadido, mantuvo con vida a la selección portuguesa.

"Probablemente somos sólo un equipo promedio. Mentiría si dijera que somos un equipo de elite", dijo Cristiano, cuya única contribución notable en 180 minutos de acción en Brasil fue el centro perfecto para que Varela anotara.

"Recientemente no he andado como esperaba", admitió el astro del Real Madrid, quien se recupera de una lesión en la rodilla izquierda.

Pepe, el central del Real Madrid, puede jugar de nuevo, tras purgar una suspensión.

Ghana ha ofrecido más que Portugal en Brasil, y se le puede considerar desafortunada por tener sólo un punto, luego de caer 2-1 ante Estados Unidos y empatar 2-2 frente a los germanos.

La selección africana, que llegó a los cuartos de final en 2010, carecerá de uno de sus mejores jugadores, el volante Sulley Muntari, y mantendría la misma filosofía de ataque que ha adoptado hasta ahora.

"Siempre he creído que la mejor defensa es el ataque", comentó el técnico ghanés James Appiah, después del partido contra Alemania.