Supervivientes del naufragio vuelven al colegio

Mientras los padres aún lloran a sus hijos muertos, los más de 70 adolescentes que sobrevivieron al naufragio de un ferry en el que murieron cientos de compañeros, caminaron en sombría procesion de vuelta a sus primeras clases desde la tragedia ocurrida en abril.

Unos 73 estudiantes, vestidos con uniformes blancos y negros y cargados con mochilas, inclinaron la cabeza y lloraron cuando el autobús del dejó en la puerta del colegio. Algunos se pararon a abrazar a los padres de sus amigos muertos, mientras les acariciaban el pelo y la cara. Los padres por su parte portaban pancartas de ánimo. En una se podia leer: "oramos para que los muertos descansen en paz" Otra simplemente decía: "te quiero".

La ira, el dolor y el profundo remordimiento en la Escuela Secundaria Danwon en Ansan, en las afueras de Seúl, es un reflejo de lo que muchos surcoreanos han sentido desde que el 16 de abril el hundimiento dejará más de 300 muertos o desaparecidos. De los 325 estudiantes que realizaban un viaje de estudios a la turística isla de Jeju, 75 fueron rescatados, 245 murieron y 5 siguen desaparecidos. Dos de los rescatados ya regresaron a la escuela, dijeron las autoridades.

Uno de los supervivientes Sin Young-jin dijo en un emotivo comunicado: "pedimos una investigación exhaustiva para averiguar porqué nuestros amigos y nuestros profesores tuvieron que convertirse en víctimas, y queremos saber por qué las tareas de rescate no se desarrollaron correctamente y provocaron más víctimas". "Esperamos que intenten crear una nación más segura donde este tipo de horribles accidentes no vuelvan a ocurrir".

___

Los periodistas de AP Foster Klug y Hyung-jin Kim han contribuido con esta nota desde Seoul.