Aprueban ley de aguas en Ecuador

La Asamblea, dominada por el partido gobernante Alianza País, aprobó el martes una ley del agua que permite el control del estado sobre ese recurso, mientras desde el sureste del país avanza una marcha de cientos de indígenas y campesinos que se oponen a ese texto legal.

Con un total de 103 votos a favor del partido gobernante y sus aliados, 21 en contra de la oposición, y 6 abstenciones, el órgano legislativo aprobó la ley, el cual queda a consideración de la aprobación o veto del presidente Rafael Correa.

El legislador gobiernista, Miguel Carvajal, quien fue el ponente de la ley, tras la aprobación dijo que "la Constitución manda (crear) la autoridad única del agua, manda tener el agua como un recurso estratégico, manda que los recursos estratégicos sean regulados y controlados por el Estado justamente, entre otras cosas ... evitar la privatización".

Hace tres semanas avanza desde el suroriente una marcha de indígenas y organizaciones sociales en contra de esta ley, que demandaba la desconcentración de la tenencia del agua, por ejemplo en grandes propiedades, y la incorporación de representantes de esos grupos con voz y voto en el organismo rector de ese recurso, creado en la nueva ley.

El tratamiento legislativo de esta ley comenzó en el 2010 y se suspendió en medio de protestas de los indígenas, del sur del país, en donde murió uno de ellos en medio de las refriegas con la policía.

La nueva ley establece una orden de importancia para el uso del agua: para consumo humano, agua de riego para producción alimentaria y para la producción económica, entre otros. También fija normas para combatir el acaparamiento de ese recurso y entrega la competencia del agua de riego y de consumo humano a los gobiernos provinciales y municipales, que deben incorporar en sus tarifas un componente para la preservación del líquido.