Sudán detiene a cristiana condenada a muerte

Una cristiana sentenciada a muerte en Sudán y más adelante dejada en libertad fue detenida en un aeropuerto cuando trataba de dejar el país con su familia, dijo el martes su abogado.

El abogado Eman Abdul-Rahim le dijo a The Associated Press que Meriam Ibrahim, de 27 años, fue detenida junto con su esposo y dos hijos en el aeropuerto internacional de Jartún, la capital. Abdul-Rahim no dio detalles y funcionarios de seguridad no respondieron a pedidos de comentario.

Ibrahim, cuyo padre es musulmán pero que se crio con su madre cristiana, fue convicta de apostasía por casarse con un cristiano. El código penal de Sudán prohíbe a los musulmanes convertirse a otras religiones, bajo pena de muerte.

Ibrahim se casó con un cristiano del sur de Sudán en una ceremonia en una iglesia en el 2011. Como en muchas naciones islámicas, las mujeres musulmanas en Sudán tienen prohibido casarse con hombres de otra religión, aunque los hombres musulmanes pueden casarse con quien quieran. Por ley, los hijos deben seguir la religión del padre.

La sentencia provocó condena internacional, y Amnistía Internacional la calificó de "aborrecible". En Estados Unidos, el Departamento de Estado dijo que estaba "profundamente perturbado" por la sentencia y llamó al gobierno sudanés a respetar las libertades religiosas.

El lunes, la Corte de Casaciones de Sudán anuló la sentencia a muerte contra Ibrahim y la dejó en libertad tras escuchar los argumentos de la defensa.

Sudán introdujo la ley islámica Sharia en el país en 1980 bajo el gobierno autocrático de Yaafar al-Numeiri, lo que contribuyó al renacer de una insurgencia en el sur, mayormente cristiano y animista. El sur se separó en el 2011, convirtiéndose en la nación más joven del mundo, Sudán del Sur.