Informe: El título universitario vale el esfuerzo

Pese a las restricciones del mercado laboral y a los préstamos estudiantiles que hay que pagar durante años, los títulos universitarios siguen valiendo el esfuerzo.

Quienes consiguen títulos de bachiller o adjunto ganan más dinero a lo largo de sus vidas que quienes abandonan los estudios, aun teniendo en cuenta el costo de la educación superior, según un informe difundido el martes por el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

El estudio, obra de los economistas Jaison R. Abel y Richard Deitz, también concluyó que un título universitario sigue siendo buena inversión para los graduados cuyo empleo no lo requiere. Aproximadamente un tercio de todos los graduados permanecen subempleados durante la mayor parte de sus carreras.

Una persona con un título de bachiller universitario puede anticipar ganar 1,2 millones de dólares más entre los 22 y los 64 años, que alguien con solo diploma de secundaria, dice el informe. Y el que tiene un título adjunto recibirá 325.000 dólares más que alguien con secundaria completada. El estudio utilizó datos de la Oficina Nacional del Censo y la Oficina de Estadísticas Laborales.

Los crecientes costos de matrícula, los elevados niveles de deuda de los estudiantes y un aumento en el desempleo entre los nuevos graduados desde la recesión han hecho que algunos se pregunten si la educación superior vale la pena. Este es el estudio más reciente que afirma que un título universitario es una buena inversión. Un informe del Centro de Investigación Pew de principios de año dijo que los adultos jóvenes con título universitario ganan más dinero, tienen menor tasa de desempleo y menor probabilidad de vivir en la pobreza que los que solo tienen título de la enseñanza secundaria.

El informe dijo que entre 1970 y 2013, los poseedores de un título de bachiller universitario en estudios de cuatro años ganaron un promedio de 64.500 dólares anuales, los de un título adjunto de dos años 50.000, y los de diploma de la secundaria 41.000.

Después de restar los beneficios impositivos y la ayuda financiera promedio, los investigadores dijeron que un título de bachiller costaba 122.000 dólares en 2013, y un título adjunto 43.700.