Irán necesita anotar ante Bosnia

Irán todavía puede llegar a la segunda ronda de la Copa del Mundo si vence el miércoles a Bosnia-Herzegovina, ya eliminada. Pero para ello necesita hacer algo que no ha conseguido en lo que va del certamen, anotar un gol.

La selección iraní enfrentó críticas a sus irrenunciables tácticas defensivas después de un empate sin goles frente a Nigeria en el primer partido del Grupo F. Los iraníes pasaron también replegados buena parte de su partido sabatino contra Argentina, pero generaron varias oportunidades en contragolpes y habrían dado una sorpresa mayúscula si no hubiera sido por un tanto de Lionel Messi en el último suspiro.

Frente a Bosnia, en la Arena Fonte Nova de Salvador, el técnico Carlos Queiroz sabe que su equipo tiene que olvidarse de esa decepción y asegurarse de cerrar bien.

"Mi preocupación principal es que los jugadores se mantengan concentrados", dijo Queiroz, quien dejará el puesto después de la Copa del Mundo, tras señalar que falta apoyo financiero de parte del gobierno iraní. "Y ellos necesitarán aprovechar esas oportunidades".

Irán debe ganar para tener posibilidades de seguir con vida, mientras que Nigeria sólo requiere un punto contra Argentina en un partido que se disputa a la misma hora. La necesidad de la victoria implicaría que Queiroz envíe a la cancha una formación más ofensiva el miércoles, cuando otro delantero acompañaría a Reza Ghochanejhad.

Si Irán gana 1-0 y Nigeria cae por ese mismo marcador, ambos equipos terminarán empatados en puntos, diferencia de goles y tantos anotados. Empataron 0-0 en su partido entre sí, de modo que el restante criterio de desempate sería un sorteo, algo que jamás ha sido necesario para determinar qué selección avanza en una Copa del Mundo.

Bosnia-Herzegovina, que se proclamó Estado independiente en 1992, había esperado más de dos décadas para participar en un Mundial, pero quedó eliminada después de sólo dos encuentros.

Las derrotas consecutivas por 2-1 ante Argentina y 1-0 frente a Nigeria confirmaron que los bosnios no pasarán de la etapa de grupos.

El técnico de Bosnia, Safet Susic, ha enfrentado críticas en su país tras la eliminación temprana. Reconoció que será difícil motivar a sus pupilos después de esta decepción.

"Nuestra obligación es terminar de manera honorable y dejar una buena impresión", dijo Susic. "Es una pena para esta generación abandonar el Mundial tan pronto. Corrieron, pelearon y generaron oportunidades".

Susic colocaría una alineación sin sus astros, que han decepcionado, particularmente Edin Dzeko, quien falló varias opciones claras en los dos cotejos anteriores.