Corte española cierra un caso sobre China y Tíbet

La Audiencia Nacional española ha archivado una investigación sobre varios ex líderes chinos por un supuesto genocidio en Tíbet, un caso que había provocado el descontento de Beijing.

En un comunicado judicial emitido el lunes por la tarde, el tribunal archivó la investigación porque no cumple con una nueva ley que limita el empleo de la justicia universal en los tribunales españoles para perseguir crímenes contra la humanidad cometidos en el extranjero.

La ley se introdujo después de que China expresara su malestar por las pesquisas e insinuara que podría dañar a las relaciones entre ambos países. Entre los altos cargos investigados había dos ex presidentes.

De acuerdo con la nueva ley, los jueces españoles pueden perseguir crímenes contra la humanidad cometidos en el extranjero sólo si el sospechoso es español, un residente en España o un extranjero que se encuentre en España y al que las autoridades españolas hayan rechazado extraditar.