EEUU investiga la muerte de 20 perros en Arizona

La muerte de 20 perros en una residencia canina en Gilbert tendrá una "investigación profunda e inmediata", según la oficina del sheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio.

Los perros murieron durante el fin de semana, aparentemente de un golpe de calor.

Las autoridades señalaron el lunes que el aire acondicionado de la Residencia Canina Green Acres dejó de funcionar después de que uno de los perros mordiera una pared, y una vez la hubo atravesado, continuara con un cable eléctrico.

"Pero parece poco razonable que los perros pudieran estar sanos a las 11 de la noche y muertos a las 5:30 de la mañana siguiente, como sugieren los propietarios", señaló Arpaio en una rueda de prensa. "Incluso el veterinario con el que me reuní está de acuerdo en que la línea temporal ofrecida por los propietarios y cuidadores es muy sospechosa".

Arpaio señaló que sus agentes encontraron a los 20 perros muertos apilados en un cobertizo en la propiedad.

Algunos propietarios de las mascotas señalaron que ya se han puesto en contacto con abogados para emprender una posible demanda civil contra los gestores del establecimiento, que estaban de vacaciones fuera del estado cuando murieron los perros.

Los propietarios habían acordado que los perros quedaran a cargo de su hija y su yerno, según miembros de la oficina del sheriff.

El yerno, Austin Flake, es hijo del senador republicano de Arizona Jeff Flake. El senador emitió un comunicado describiendo el suceso como un "trágico accidente", aunque no confirmó ni desmintió la implicación de su hijo.

El matrimonio Flake encontró a los perros el viernes por la mañana y trató de salvar a los animales mojándolos y refrescándolos, pero no pidieron asistencia de emergencia antes de que los perros murieran, según miembros de la oficina del sheriff.

"Si se produjo un delito, alguien responderá de ello", afirmó Arpaio.