Argentina lanza plan para reactivar automotrices

El gobierno argentino lanzó el lunes un plan de créditos con tasas hasta el 19% anual para la compra de vehículos de producción nacional, una medida con la que busca reactivar a la industria automotriz afectada por una fuerte caída en las ventas en sintonía con la contracción de la economía local.

El denominado programa de financiamiento PRO. CRE. AUTO fue acordado por el gobierno y las principales automotrices radicadas en Argentina en momentos en que las ventas de han desplomado 40 por ciento en mayo respecto al mismo mes del año anterior, generando despidos y suspensiones en el sector.

La iniciativa permite financiar hasta el 90 por ciento del valor total de 26 modelos económicos fabricados por Volkswagen, Renault, Toyota, Ford y Fiat en terminales del país.

"Salimos a la cancha para proteger el empleo, a los autopartistas y las concesionarias", dijo la ministra de Industria, Debora Giorgi, en un acto en casa de gobierno. "Vuelve a ser el auto la aspiración de una familia".

La industria automotriz, una de las más pujantes durante la última década, sintió el impacto por la contracción de la economía argentina, que en los primeros tres meses del año cayó 0,2 por ciento. La brusca devaluación del peso de enero trasladó a los precios los aumentos en los costos, lo cual desalentó todavía más la demanda.

Con el plan de créditos, que tendrá una vigencia de tres meses hasta septiembre, el gobierno apuesta a que se produzcan 100.000 unidades y así alcanzar la meta de 700.000 vehículos a fin de año, menos que los 900.000 de 2013 pero con los que la industria se daría por satisfecha en el actual contexto recesivo.