Sueca evita competir otra vez con arcoíris en uñas

La saltarina sueca que se pintó las uñas con los colores del arcoíris en respaldo de los derechos gays en el Mundial de atletismo salió a competir el sábado con un rojo brillante.

Emma Green Tregaro, finalista en el salto de altura, había sido notificada por dirigentes suecos que el gesto del arcoíris podría ser una violación del código de conducta.

Green Tregaro se pintó las uñas el jueves como una sutil crítica a la ley rusa que prohíbe la llamada "propaganda" de relaciones homosexuales entre menores. La estrella rusa del salto con pértiga, Yelena Isinbayeva, calificó el gesto como una falta de respeto al país anfitrión del Mundial.

"La federación internacional tuvo un acercamiento oficial con nosotros. Dijeron que, por definición, esto fue una violación del reglamento, sin decir mucho más", comentó Anders Albertsson, secretario general de la federación sueca. "Se lo informamos a nuestros atletas".

"La impresión que uno se lleva es que esto le salió del corazón. No creo que Emma haya pensado que iba a ser tan grande", añadió.