2 palestinos tiroteados por israelíes

Tropas israelíes mataron a tiros a un palestino perturbado mental durante un ataque en Cisjordania el domingo por la mañana, informa el ejército. Otro palestino murió en circunstancias sin aclarar durante los violentos enfrentamientos vividos en la noche en la franja de Gaza.

En Ramala un grupo armado con piedras se enfrentó por separado contra soldados del ejército israelí y policías palestinos y según testigos presenciales las fuerzas de seguridad respondieron con fuego real.

Con este ya van cuatro palestinos muertos desde que Israel lanzara su mayor ofensiva militar de los últimos años en Cisjordania como respuesta al presunto secuestro de tres adolescentes israelíes el 12 de junio.

Como parte de esta ofensiva, Israel ha intentado desmantelar el movimiento islámico de Hamas en Cisjordania, al que culpa del secuestro.

Hamas elogió los secuestros pero no se atribuyó la responsabilidad.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo el domingo que cuenta con "pruebas inequívocas" de la participación de Hamas y que pronto dará a conocer esta evidencia públicamente.

Por su parte el presidente palestino Mahmud Abas dijo "no contar con información fiable" sobre la participación de Hamas. "Si Netanyahu tiene ese tipo de información debería compartirla conmigo para poder actuar de acuerdo con nuestras propias leyes" declaró al periódico israelí Haaretz.

En este tiempo, a medida que avanzaba la incursión israelí en ciudades y campamentos de refugiados los soldados del ejército se iban encontrando con más oposición por parte de la población que armada con piedras salía a su paso atacándoles. También han aumentado los gestos de hostilidad palestinos hacia su presidente Mahmud Abas, quien se ratificó en su postura de coordinar con Israel la búsqueda de los adolescentes.

Jihad Harb, analista israelí, dijo que la ofensiva está debilitando a Abas.

"La calle palestina está muy enojada con la Autoridad Palestina y con el presidente Abas en particular porque perciben que se ha aliado con Israel contra ellos" explicó. En otro momento de la madrugada, en el campo de refugiados de Al-Ein, al norte de Cisjordania, Ahmed Saud, de 27 años fue asesinado por tropas israelíes cuando se dirigía a una mezquita local para atender a las oraciones del amanecer del domingo, dijo su padre, Assad. El padre también dijo que su hijo padecía una enfermedad mental.

El ejército dijo que un hombre palestino se ??acercó a los soldados de forma amenazante en la madrugada del domingo, y que ellos hicieron disparos de advertencia antes de dispararle. Según "una primera investigación" el ejército israelí entendió que el hombre era mentalmente inestable.

Issam Rimawi, fotógrafo de un periódico local, aseguró que la redada israelí comenzó a las 2 a.m. Según este testigo varios cientos de palestinos arrojaron piedras y macetas a los soldados que en ese momento registraban las oficinas de un centro comercial de la ciudad. Dijo que los soldados dispararon munición real y balas de goma.

Después de retirarse los soldados, varias decenas de manifestantes lanzaron piedras contra una comisaría de policía palestina cercana, dijeron Rimawi y un manifestante, que habló a condición de guardar el anonimato para evitar repercusiones de las autoridades.

Ambos dijeron que los manifestantes rompieron las ventanas de los coches aparcados fuera de la estación, y que la policía respondió con fuego real.

Tras la refriega, el cuerpo de Mohammed Ismail, de 31 años, fue encontrado en un tejado frente a la estación de policía, dijeron los dos testigos.

Ahmed Bitawi, director del hospital de Ramala, aseguró que Ismail murió por el impacto de una bala real.

Según la autopsia ofrecida por el patólogo palestino Dr. Saber Alul el hombre recibió el disparo de un rifle M-16. Las fuerzas palestinas no utilizan ese tipo de rifle dijo el voceo Adnan Damiri. El ejército israelí no se pronunció al respecto.

Daniel Estrin en Jerusalén ha participado en este reportaje.