Ley seca en Cali para evitar incidentes

La alcaldía de Cali para tratar de evitar nuevos desmanes tras los éxitos de Colombia en el Mundial decretó ley seca cuando el combinado enfrente a Japón en Cuiaba el martes en el cierre de la actividad en el Grupo C.

Colombia con éxitos ante Grecia 3-0 y Costa de Marfil 2-1 avanzó a octavos de final por segunda ocasión en 24 años.

El secretario de gobierno de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, Carlos José Holguín, anunció el sábado la ley seca y la prohibición de porte de armas.

"Se presentaron accidentes de tránsito, riñas y varias personas heridas como consecuencia de la ingesta (consumo) descontrolada de licor (el jueves)... La alcaldía, la policía y el ejército analizaron la situación y decretaron las medidas con el fin de prevenir este tipo de situaciones", indicó a los medios.

La policía nacional confirmó la muerte en Cali de una niña de 14 años de edad tras ser alcanzada en la cabeza por una bala perdida y de otra persona en Palmira, a las afueras de esa ciudad.

Los dos casos se registraron en los festejos por el triunfo contra Costa de Marfil y también hubo tres heridos y unas 250 riñas callejeras, según las autoridades de Cali.

"Disfruten en paz (los habitantes de Cali) de los encuentros de la selección en paz para evitar situaciones como las del jueves", dijo Holguín.

El total de muertos en Colombia en riñas asciende a 14, 11 en Bogotá, dos en el departamento del Valle del Cauca y uno en Ibagué.

La cifra de riñas en todo el país en las dos celebraciones ascendió a 13.728 (4.667 de ellas el jueves), según el ministerio del Interior.

La capital colombiana fue foco de los incidentes más graves y el alcalde Gustavo Petro decretó ley seca el jueves.

El funcionario mantenía en suspenso si repite la medida el martes en medio de reiteradas quejas de los propietarios de bares, discotecas y restaurantes quienes afirman supuestamente perdieron el equivalente a unos cinco millones de dólares.

La alcaldía anticipo el sábado que el martes restringirá la circulación de vehículos con placas pares y calculó que unos 840.000 estarán inactivos para buscar un tráfico más fluido.

"En Colombia el fútbol es símbolo de fiesta, de identidad, de cohesión social, de diversión pero también desafortunadamente está asociado muchas veces con situaciones de intolerancia las cuales debemos eliminar desde un trabajo de promoción de la convivencia", manifestó el ministro del Interior Aurelio Iragorri.

Iragorri opinó que es vital romper la tendencia a la violencia y "celebrar en el marco de la tolerancia, la solidaridad y el respeto por el otro".