Nuevo México: Marchan contra brutalidad policial

Manifestantes que abogan por cambios drásticos en un departamento de policía criticado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por su uso excesivo de fuerza enviaron al jefe de la agencia "a juicio" durante una marcha el sábado.

Decenas de manifestantes, incluyendo algunos que llevaron a sus hijos, marcharon desde el Parque Roosevelt con carteles y un ataúd improvisado con los nombres de personas que han muerto en años recientes a manos de policías de Albuquerque.

El Departamento de Policía se encuentra bajo escrutinio por más de 40 tiroteos de la policía --26 de ellos fatales-- desde 2010, y el Departamento de Justicia ha emitido un duro reporte sobre el uso de la fuerza de la agencia.

Los manifestantes marcharon pacíficamente el sábado antes de regresar al parque para seguir con las protestas.

El juicio simulado señaló que el jefe de la policía, Gorden Eden, no ha impedido que sus agentes usen fuerza excesiva, dijo David Correia, uno de los organizadores de la protesta.

"El tiene que responder a estos cargos", dijo Correia. "Todos serán leídos ante el público".

Eden, que asumió el cargo hace cuatro meses mientras el Departamento de Justicia concluía sus investigaciones hacia la policía local, dijo en un comunicado que varios de sus agentes hablaron con los organizadores de la protesta y ofrecieron escoltar a los manifestantes durante la marcha.

"Reconocemos su derecho de la Primera Enmienda a expresar sus preocupaciones", dijo Eden. "Nuestro trabajo será proteger la seguridad pública durante el tiempo en que se encuentren en el Parque Roosevelt y mientras marchen".

En una protesta previa en la ciudad más poblada de Nuevo México, la policía antimotines lanzó gas lacrimógeno contra unos manifestantes en una marcha que se tornó violenta. Otra protesta generó que los concejales de la ciudad suspendieran abruptamente una reunión.

Funcionarios de Albuquerque y del Departamento de Justicia negocian reformas que se espera que las autoridades federales emitan en las próximas semanas.

Mientras tanto, el Departamento de Policía ha anunciado una serie de cambios a la capacitación de sus agentes, a quienes se les ha ordenado que no disparen contra vehículos en movimiento.