Bogotanos celebran en ley seca triunfo de Colombia

En medio de una ley seca, los aficionados en la capital colombiana celebraron el jueves la victoria de la selección de su país por 2-1 ante Costa de Marfil en el Mundial y las autoridades reportaron por la noche 10 heridos y 107 retenidos.

La ley seca fue establecida el miércoles por la noche por el alcalde bogotano Gustavo Petro, tras los hechos de violencia ocurridos en la fiesta popular por los 68 años de la fundación del club Millonarios, en la que hubo 42 heridos, 250 detenidos, 11 autobuses dañados y alteración en el tráfico de importantes vías, según la policía.

Petro sobrevoló la ciudad luego del triunfo que abrió a Colombia el camino a los octavos de final.

"Hasta este momento no hay ningún muerto en la ciudad de Bogotá... la ley seca sí funciona", dijo.

Sin embargo, la celebración en Cali fue enlutada por la muerte de una niña de 14 años con una bala perdida durante un enfrentamiento entre pandilleros en medio de la celebración. Otras dos personas fueron alcanzadas por proyectiles y fueron trasladadas al hospital.

Por su parte, el mandatario de Bogotá precisó más tarde el número de heridos y retenidos en la capital colombiana.

"Tres policías y un bombero fueron heridos", señaló y reiteró que la ley seca se extenderá hasta el viernes por la mañana.

La policía cerró 53 establecimientos que violaron la ley seca e incautó 375 armas blancas. Los dueños de bares reportaron grandes pérdidas.

Las autoridades locales reforzarán el esquema de seguridad para el juego de Colombia contra Japón el martes.

El carnaval luego del triunfo por 2-0 contra Grecia el sábado dejó en Bogotá 11 muertos y más de 100 heridos --15 de ellos con arma de fuego-- en más de 3.200 riñas, precisó Petro tras esos hechos.

La alcaldía instaló a lo largo de la ciudad, especialmente en las zonas más conflictivas, pantallas gigantes para que los aficionados observaran el duelo en Brasilia el jueves.

El general Humberto Guatibonza, comandante de la policía de Bogotá, indicó se reforzó la vigilancia, especialmente en los sectores populosos de la capital. Asimismo, se realizaron análisis de alcoholemia de hinchas elegidos al azar y se prohibió el uso de harina y espuma para evitar el enojo de las personas.

No obstante, fue posible ver a muchos bogotanos que rociaban a otros con espuma en aerosol.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, acompañó al combinado, expresó el deseo de una celebración tranquila y saludó a los futbolistas.

"Felicitaciones @FCFSeleccionCol!!!! Qué gran partido muchachos, qué emocionante esto para Colombia!", escribió Santos mediante su cuenta en Twitter.

En Cali, la policía anunció que dos mujeres que marchaban en una motocicleta sufrieron gravemente heridas tras ser arrolladas por un camión en la ruta a Dagua, departamento del Valle del Cauca.

El accidente se presentó cuando integraban una caravana que festejaba el 2-1.

Barrabravas protagonizaron una batalla campal en un parque de Pereira cuando observaban la transmisión del juego.

"Lastimosamente hubo 24 riñas callejeras, dos heridos y tres lesionados en accidentes de tránsito", precisó la secretaria de Gobierno de la alcaldía de Pereira, Beatriz Ramírez.

La policía de Barranquilla, en el Caribe, anunció que un hombre de 33 años de edad fue asesinado a tiros por sicarios cuando observaba el partido en la sala de su casa.