Uruguayos, el mate puede esperar en el Mundial

El mate puede esperar... por unas horas.

Los uruguayos no se hacen líos por no poder consumir su tradicional infusión con hojas de yerba durante los partidos de su selección en la Copa Mundial.

Los "charrúas" afirman que no hay ningún problema en acatar la prohibición de la FIFA de ingresar a los estadios con mate, así como otras bebidas y alimentos. Y es que en realidad lo que más interesa a los aficionados de la "Celeste" es que su equipo salga triunfante en el duelo del jueves contra Inglaterra para alargar la estadía en Brasil. Uruguay viene de caer sorpresivamente 3-1 ante Costa Rica en el estreno de ambos el sábado por el Grupo D.

"Se siente. Es una costumbre muy arraigada, pero un par de horas se tolera sin mate", comentó a The Associated Press Aldo Pastro, de 46 años y procedente de Montevideo.

Gustavo Ferreira, de 51 y quien reside a 90 kilómetros al sur de la capital uruguaya, dice que la prohibición "es correctísima. Son normas internacionales que uno debe respetar".

Uruguay es considerado el país con el mayor consumo de yerba de mate per cápita del mundo.

Los uruguayos no perdieron el tiempo para formar su fiesta y entonar cánticos en las afueras del Estadio Itaquerao, horas antes del partido.

"Soy celeste, soy celeste/ celeste, celeste soy yo", cantaba un grupo. Otros le cantaban al ariete Luis Suáerez, quien ha sido confirmado para jugar contra los ingleses después de haberse perdido el choque contra los costarricenses debido a que no se había recuperado del todo de una lesión.

"Olé, olé, olé/ Suárez, Suárez", cantaban.

Una pancarta con la figura del "9'' uruguayo también se exhibió ante los periodistas, con la frase en inglés: "In Luis we trust" (En Luis confiamos).

"¿Qué le podemos hacer? Perder con él más fácil, ganar con él más difícil", comentó Pastro. "La fe es lo último que se pierde".