Se debaten las reglas financieras de la eurozona

Altos funcionarios financieros europeos disintieron el jueves acerca de si las reglas sobre el déficit presupuestario de la eurozona son tan estrictas que asfixian el crecimiento económico.

Francia, Italia y otras naciones que luchan por alcanzar los objetivos fiscales presionan en pos de mayor flexibilidad, pero enfrentan una batalla ardua debido a la oposición de la máxima potencia económica del bloque, Alemania.

"Hay que encontrar el ritmo adecuado para cada uno de los países" en cuanto a reducción de la deuda y el déficit, argumentó el ministro de finanzas de Francia, Michel Sapin, en Luxemburgo. Se trata de encontrar el equilibrio adecuado entre una finanza sólida y el suministro del "estímulo necesario para el crecimiento", agregó.

Pero Wolfgang Schaeuble, de Alemania, repuso que las reglas existentes permiten flexibilidad suficiente e insistió en que unas sólidas finanzas públicas y reformas estructurales impulsan el crecimiento y la creación de empleos.

La búsqueda de mayor influencia tiene lugar en momentos en que la eurozona emerge de años de crisis que amenazaron la supervivencia misma de la divisa utilizada por unos 330 millones de personas. El factor principal de la crisis son los países que han acumulado tanta deuda que los costos de sus préstamos se descontrolaron mientras los inversionistas desertaban. Ante una posible quiebra, cinco naciones necesitaron préstamos de rescate de sus pares europeos.

Para superar la crisis, prevaleció un enfoque encabezado por Alemania que insiste en medidas de ahorro y reformas estructurales para restablecer la competitividad y confianza de los inversionistas. Pero, con un desempleo persistentemente alto en muchas naciones del sur del continente y con la disminución de los costos de los préstamos para los gobiernos, se intensifica la presión para que se flexibilicen las reglas.

Las 18 naciones de la eurozona deben mantener sus déficits por debajo del 3% del PBI y una deuda total por debajo del 60%. Las que no cumplan esos objetivos tienen que someter planes a la Comisión Europea para poner sus finanzas en orden.