Chilenos eufóricos al avanzar y eliminar a España

Decenas de miles de chilenos salieron eufóricos a las calles de la capital para celebrar la clasificación a los octavos de final de la Copa del Mundo con un inédito triunfo 2-0 sobre el campeón España, al que eliminó del torneo.

La principal avenida de Santiago fue colmada por miles de personas que abandonaban sus trabajos y se dirigían hasta la Plaza Italia, un céntrico lugar de reunión y festejos populares. Una hora después de concluido el partido, desde la altura la gente se observaba como una gran marea roja.

"Me parece bien por Chile, quiere decir que hemos madurado como equipo y se ven buenas expectativas en este mundial", dijo José Silva, de 42 años y tesorero de una empresa de cobranzas.

Fanáticos vestidos con la camiseta roja de la selección chilena, sombreros con los colores patrios y muchos cargando la bandera, siguieron el partido en pantallas gigantes ubicadas en el principal paseo peatonal del centro de Santiago. Miles más vieron el encuentro en sus trabajos, pues se desarrolló en horario laboral.

La presidenta Michelle Bachelet se unió a los festejos asomándose unos segundos por uno de los balcones del segundo piso del palacio de gobierno, vestida con un traje dos piezas rojo y una bufanda alrededor del cuello con los colores de la "Roja".

"Estoy feliz, esta selección está para grandes cosas", se ilusionó Reinaldo Durán, un jubilado de 78 años.

En la popular comuna de Maipú, al noroeste de la ciudad, el alcalde organizó una fiesta masiva, y la televisión estatal mostró imágenes de personal de las bases militares en la Antártida, que en medio de la nieve, con camisetas rojas y banderas chilenas, celebraban la clasificación a la segunda ronda del Mundial.

El triunfo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro fue el primero de Chile en 11 enfrentamientos contra España, actual campeón mundial y de las dos últimas Eurocopas.

En medio de los festejos en Santiago, vándalos quebraron los vidrios de al menos una veintena de autobuses.